martes, 20 de junio de 2017

Más allá de la transposición didáctica y las ideas previas, superhéroes y la divulgación científica



Es fácil olvidar que muchos de los superhéroes que han salvado el mundo (aunque de manera ficticia) son científicos: Spider-Man (Peter Parker) es un estudiante de ciencia y futuro bioquímico; El Increíble Hulk (en su forma humana, Bruce Banner) es un físico nuclear y bioquímico; El Sr. Fantástico (Reed Richards) tiene doctorados en física e ingeniería eléctrica, el profesor Xavier es doctor en biología evolutiva y director de una escuela secundaria; y así. La mayoría de los superhéroes de Marvel Comics tienen un fuerte vínculo con la ciencia y la tecnología (por ejemplo, Peter Parker inventó su propio mecanismo de lanzamiento de web, y el ingeniero Tony Stark creó su propio exoesqueleto de Iron Man). Evidentemente nos encontramos ante representaciones positivas del a ciencia y la tecnología, el problema fundamental es que… ¡no las usamos en nuestros diseños curriculares! En el siguiente texto se plantea una traducción de la discusión de E. Paul Zehr profesor canadiense de quinesiología y neurociencia, y un galardonado comunicador científico en la Universidad de Victoria, en Columbia Británica, Canadá.

Zehr discute la "hipótesis del medio-terreno" usando la cultura popular para la comunicación científica y aplicando el "modelo FUNnel/divertí-embudo", donde la cultura popular se utiliza como un ancla cuando se habla de la ciencia, y al mismo tiempo llevar más allá de la aplicación mecánica de la indagación en ideas previas y la transposición didáctica. El conocimiento científico que encontramos en nuestras manos no nos pertenece, aunque lo hubiéramos obtenido primero, podemos honrar mejor ese conocimiento compartiéndolo lo más ampliamente posible usando los medios más creativos a nuestra disposición. “Nota del traductor, este es el objeto de la existencia del profesor de ciencia, más que dictar la memorización de las partes del cuerpo o del nombre de sustancias que ni siquiera han sido aisladas en el mundo real”.

Argumento principal

El uso de la cultura popular en la comunicación científica puede permitir compartir el conocimiento a la audiencia más grande, porque como dice Einstein "La mayoría de las ideas fundamentales de la ciencia son esencialmente simples y, por regla general, pueden expresarse en un lenguaje comprensible para todos". Adicionalmente, uno de los principales criterios de demarcación entre ciencia y pseudociencia es que la primera otorga un poder sobre la naturaleza y como dice Stan Lee por medio del tio Ben"... con gran poder viene una gran responsabilidad!”.

La epifanía de un neurocientífico

En 2005 comencé a cuestionar el impacto social más amplio de mi trabajo como neurocientífico. En ese momento, el documento más citado tenía ~ 150 citas y, aunque me di cuenta de que era una interpretación dura, me pregunté, ¿y si esa cifra significaba que sólo 150 personas leyeran mi artículo? ¿Fueron 150 lectores un impacto aceptable para mí en el sentido académico "tradicional"? Mi respuesta entonces y ahora-ese mismo artículo tiene más de 400 citas y mi cuerpo de trabajo -4000 citas totales- fue "no". 

Decidí hacer conversaciones con el público en general, además de la comunidad ya dedicada a la literatura académica, partes enfáticas de mis actividades. Desde entonces, he participado en muchas actividades de "divulgación" centradas en una audiencia pública general: escribir libros, blogs, medios de comunicación y charlas para la promoción científica. También he trabajado para animar a mis estudiantes y colegas a involucrarse más en la comunicación científica. Cuando comparo otros intentos de cuantificar el impacto en mis actividades de comunicación, ellos contrastan fuertemente en números. Por ejemplo, mi blog “el de E. Paul Zehr”  en la revista Psychology Today tiene más de 250.000 páginas vistas. Muchos piensan que comunicar la ciencia al público es una actividad necesaria y gratificante; Sin embargo, puede ser difícil encontrar puntos convincentes, relevantes y oportunos de vinculación entre los conceptos científicos desafiantes y las experiencias e intereses del público en general. A pesar de estos desafíos, la ciencia continúa influenciando cada vez más aspectos de la vida cotidiana a medida que el conocimiento y la comunicación sobre la ciencia continúan aumentando en necesidad e importancia en nuestra sociedad. En su sorprendente libro "The Demon Haunted World - La ciencia como una vela en la oscuridad", el difunto Carl Sagan escribió acerca de la falta de comprensión de la ciencia y la describió como "... una receta para el desastre ... tarde o temprano esta mezcla combustible de ignorancia y el poder va a estallar en nuestras caras "(Sagan, 1995).

Hay muchas consecuencias problemáticas de una sociedad en general que permanece sin conocimiento científico, tiene poca comprensión del proceso científico, o se siente segregado de los conceptos. Por ejemplo, los funcionarios electos no pueden luchar y presionar para proporcionar fondos para la investigación y pueden ser elegidos en plataformas basadas en imprecisiones groseras y lógica errónea. Otros incluyen el movimiento anti-vacunas así como otras variedades de antiintelectualismo que traen consecuencias en actividades de los niños y su impacto a largo plazo en la vida adulta. Este comentario se basa principalmente en mis propias experiencias usando iconos en la cultura popular para servir como vehículos para comunicar la ciencia. Por ejemplo, usé el Walking Dead para ilustrar el control motor humano en un contexto zombi (Zehr y Norman, 2015) y Darth Vader para considerar los miembros fantasmas, la realización y las prótesis neurales (Zehr, 2015a). La mayor parte de mi trabajo en esta área, sin embargo, ha sido usar superhéroes. Estos esfuerzos también han dado lugar a avances en mi propio enfoque de la educación universitaria. En la Universidad de Victoria, ahora enseño un curso de 100 niveles "La Ciencia de Batman" que está abierto a estudiantes de todas las facultades y departamentos con un interés en la ciencia y los superhéroes.

Exploré temas de la plasticidad en los sistemas biológicos en "Becoming Batman: The Possibility of a Superhero" (Zehr, 2008), y la mejora de la función biológica con la tecnología en "Inventando el hombre de hierro: la posibilidad de una máquina humana". Aquí, no voy a hablar mucho de la necesidad del Comité de Ciencias (Eagleman, 2013). En su lugar, el enfoque se centra principalmente en ejemplos de comunicación científica utilizando elementos preexistentes en la sociedad y la cultura popular. Anteriormente, describí algunos de mis primeros esfuerzos (Zehr, 2011a) y adelanté la "hipótesis del terreno neutro" usando la cultura popular para la comunicación científica (Zehr, 2014a). Aquí, extiendo ese concepto y describiré algunas estrategias que forman el núcleo central de mi filosofía de la comunicación científica. Para resonar con este acercamiento coloquial, la estructura de este comentario se escribe deliberadamente en un estilo periodístico usando la voz de la primera persona “la de E. Paul Zehr, pues el traductor hablará en tercera persona”.

Comprender las necesidades de su audiencia es la clave para una comunicación científica eficaz

La ciencia a menudo hace que el público se sienta incómodo porque los fuerza fuera de su base de conocimiento. Así que trato de hacer las cosas más agradables y divertidas. Esto maximiza la probabilidad de que mi audiencia participe con los conceptos de ciencia que he elegido porque quieren hacerlo. Para facilitar este compromiso, uso la cultura popular como el vínculo entre la ciencia y el público en general. Tomar algo que el público conoce (por ejemplo, los superhéroes) y vincularlo con algo que no son (por ejemplo, neuroplasticidad) les permite entrar en una conversación sin poner barreras. Aunque puede haber muchos otros acercamientos, yo animo fuertemente el usar de la cultura popular porque es, como el nombre dice, ya popular. Las películas de superhéroes y programas de televisión continúan teniendo una popularidad extrema y representan excelentes oportunidades para explorar conceptos científicos en un "paisaje" mental de terreno neutral que es cómodo y familiar.

El gurú de las comunicaciones Marshall Mcluhan dijo que "el medio es el mensaje" (McLuhan, 1964) para resaltar la importancia del conocimiento y la manera en que se presenta. Debemos combinar el medio y nuestro mensaje para comunicarnos verdaderamente con nuestro público. Insto encarecidamente el uso de vehículos ya confeccionados, como los iconos de cultura popular, porque representan el acceso más transparente a los intereses del público en general. Para mí, los superhéroes son perfectos para esto, ya que dan ejemplos bien conocidos de explorar la verdad y la ficción de la ciencia que subyacen a sus poderes ficticios. En el enfoque que prefiero, el medio se convierte en el punto medio del mensaje. La cultura popular como medio y contenido se convierte en el punto de conexión entre la ciencia y la audiencia. Esta hipótesis de terreno medio o neutral se muestra en la Figura 1 y se pretende que se aplique ampliamente a la comunicación entre todos los grupos y edades. Esta ilustración muestra cómo un medio terreno común puede facilitar el movimiento de las ideas. Alrededor de la gente que se muestra hablando juntos son conceptos de ciencia que he abordado en mis libros y blogs usando iconos de cultura popular de superhéroes.

Comunicando la ciencia utilizando la cultura popular como "medio". Esta ilustración básica muestra la idea de una conversación entre científicos y el público en general. Las palabras y frases que se encuentran alrededor de las figuras representan conceptos científicos usados de esta manera en los libros "Becoming Batman", "Inventing Iron Man" y "Project Superhero ". En el proceso de escribir estos libros y seleccionar los conceptos para la discusión, consulté" Neuroscience Core Concepts: The Essential Principles of Neuroscience "(Sociedad para la Neurociencia, 2016) y principios básicos en fisiología (Michael et al. 2009)

Algunos ejemplos de uso de la cultura popular como punto medio

En "Becoming Batman", usé el conocido superhéroe Batman para representar el humano supremo producido por el entrenamiento físico y mental (Zehr, 2008). El punto clave era que los lectores comprendieran mejor su propia función corporal mientras pensaban en la de Bruce Wayne. Para evaluar qué partes de la mitología de Batman podían o no basarse en la ciencia, investigué la neurociencia, la genética, la biomecánica, la psicología, la fisiología y los resultados patológicos. Esto implicó comparar la representación de las habilidades y debilidades de Batman mostradas en comics, novelas gráficas, TV y películas a lo que podría encontrarse en las ocupaciones reales que contienen esos mismos elementos. El resultado sugiere que el Dark Knight de DC Comics es una mezcla de un piloto de NASCAR, corredor de la NFL, artista marcial mixto, experto en Parkour y acróbata de gimnasia del Cirque du Soleil. Es importante destacar que adquirir las habilidades necesarias para todas estas actividades significa que Batman también está sujeto a todas las tensiones físicas asociadas que producen resultados negativos en forma de lesiones y enfermedades.

Usando este marco de referencia de terreno neutral de la cultura popular dirigí los muchos componentes científicos y los conceptos subyacentes a las adaptaciones que serían necesarios producir realmente al Caballero de la Noche. El concepto general era ver todo el entrenamiento y las acciones de Batman como desafíos para la homeostasis y el equilibrio en su cuerpo. La culminación clave de este análisis fue que con los atributos genómicos necesarios, los mentores, los profesores, las oportunidades de formación, el tiempo para comprometerse, el compromiso psicológico y el impulso, y el dinero para pagar todo esto, las porciones de la mitología de Batman sí resuenan con la realidad. En "Inventing Iron Man" tomé prestado de Samuel Taylor Coleridge y le pedí a los lectores que usaran un "sentido de incredulidad voluntario" e imaginaran que el traje exoesqueleto de armadura de Iron Man existió realmente. Luego utilicé la estructura del libro para explorar cómo tal traje de armadura podría funcionar en relación con el cuerpo. El objetivo principal es considerar al hombre de hierro como un problema de control biológico de la capacidad humana potenciado por la tecnología (Zehr, 2011b).

Donde Batman representa el supremo acondicionamiento humano por entrenamiento, el Ironman se convierte en la interfaz suprema cerebro-máquina. El traje de armadura también puede considerarse una forma de avanzada "herramienta" para el cerebro de Tony Stark. Los resultados patológicos también se plantean al discutir las implicaciones para agregar otra herramienta al esquema corporal. Esto plantea temas como los miembros fantasmas y la plasticidad cortical en los resultados tanto beneficiosos como patológicos, que también fueron explorados en publicaciones de Scientific American (Zehr, 2012a). Así, gran parte del contenido de "Inventing Iron Man" se centra en los conceptos de ingeniería y neurociencia contenidos en el campo en rápida expansión de la interfaz cerebro-máquina. Además del rendimiento extremo, los superhéroes también pueden usarse como metáforas para un rendimiento "normal" y patológicamente reducido. Por ejemplo, en "Inventing Iron Man", sugiero que el uso habitual de un verdadero exoesqueleto de Iron Man resultaría en amplios efectos de desacondicionamiento fisiológico e implicaciones negativas para la salud. Estos ejemplos son paralelos con ejemplos del mundo real de desacondicionamiento encontrados después de la inactividad física y el vuelo espacial a largo plazo.

Las implicaciones de la concusión y la lesión cerebral traumática leve se abordaron en mis primeros tres libros (Zehr, 2008, 2011b, 2014b) y también en los blogs (Zehr, 2012b). Tuve el cuidado de resaltar la disfunción que se produce con el aumento de la demanda de energía y el metabolismo neuronal, junto con la disminución de la oferta y la forma en que da lugar a los síntomas de concusión. Esto conduce a discusiones sobre el síndrome de impacto secundario, la importancia de proteger el cerebro de futuros incidentes concusivos, y cómo tal exposición puede conducir a los síntomas y la susceptibilidad aumentados con los impactos más débiles que ocurren con el tiempo. No sólo me he centrado en Batman y Iron Man, sin embargo. Utilizando otros superhéroes, he explorado la regulación genética de la fuerza muscular humana a través de la miostatina al considerar la reparación y mejora de tejidos después de una lesión ortopédica cuando se considera el "factor de curación" de Wolverine (Zehr, 2013a) y la creación de quimeras neurológicas con procesamiento hipocampal mejorado en forma de Rocket Racoon de "Guardianes de la Galaxia" (Zehr, 2014c).

Mi mayor desafío, sin embargo, fue escribir un libro para jóvenes. Project Superhero destila los temas principales de "Becoming Batman" y "Inventing Iron Man", pero los sitúa en un contexto para jóvenes adultos (Zehr, 2014b). Mi primer intento de hacer esto fue un fracaso incompleto. Traté de tomar el contenido de mis primeros dos libros y sólo escribir con un lenguaje más simple. Mi agente fue rápido para hacerme saber que esto no sería muy interesante para los lectores jóvenes, y que debería hacer un poco más de lectura en la ficción enfocada a adultos jóvenes y no ficción. La narrativa de estilo diario en primera persona era (y es) enormemente popular entre los lectores más jóvenes. Los ejemplos abundan, pero uno de los más conocidos es el "Diario de un niño Wimpy" serie de Jeff Kinney. Después de reflexionar sobre las necesidades de esta nueva audiencia a la que estaba tratando de llegar, decidí adoptar el estilo de diario.

Project Superhero incluye muchos de los conceptos en neurociencia, fisiología, artes marciales y nutrición que escribí en "Becoming Batman" y "Inventing Iron Man", pero que ahora fueron reformulados en un formato que era más accesible para un grupo de edad más joven. Esto también requirió que yo produjera una historia ficticia y un arco narrativo en el libro para seguir a mi protagonista Jessie y sus amigos a través de su octavo grado. Si bien este libro fue mi tarea más difícil, también ha sido muy gratificante. He recibido muchas cartas y correos electrónicos de los lectores, pero la crítica que más valoro es una publicada en Goodreads por el adolescente Daniel (Goodreads, 2016):

"Cuando recojo los libros de la biblioteca, por lo general los ordeno en tres pilas, basándome en cuánto quiero leerlas. Este es uno de los pocos libros de la tercera pila (menos quiero leer) que le di 5 estrellas. En serio me encantó este libro. Es asombroso, de entrevistas con los héroes reales, a los hechos que se mezclan, a la historia que es asombrosa. El libro está en el tema de los cómics de superhéroes, pero no he leído ningún cómic y yo todavía entendía la historia. Jessie es una introvertida tranquila que le encanta leer historietas de superhéroes con sus amigos. Cuando ella comienza el 8vo grado, está extática al oír hablar de la competencia de debate Superhero Slam, pero ¿puede superar el miedo de hablar en público para convertirse en su propio superhéroe? En general libro increíble! "

Misiguiente libro, "Creating Captain America: The Possibility of Enhancing Our Evolution" será publicado en 2017 (Zehr, 2017). Este libro completa la trilogía que comencé con "Becoming Batman" al considerar cuánto podemos ahora alterar nuestra propia biología usando ciencia e ingeniería. Este libro tiene un enfoque filosófico mucho más amplio, y un tema importante es considerar lo que vamos a aceptar como una sociedad cuando se trata de las capacidades funcionales de los seres humanos "normales", un concepto que también he escrito en varias revistas (Zehr, 2015b). Otros han utilizado a James Bond para explorar el alcoholismo crónico (Johnson et al., 2013) y Star Wars (en forma de Sith Lord Darth Vader) para explorar la enfermedad respiratoria (Plovsing y Berg, 2014; Berg y Plovsing, 2016). La cultura popular para la comunicación científica se puede encontrar en la excelente "Física de los superhéroes" y "La asombrosa historia de la mecánica cuántica" de James Kakalios (Kakalios, 2006, 2010) y "The Science of Superheros" de Lois Gresh y Robert Weinberg Gresh y Weinberg, 2003). Otro gran ejemplo de fusionar la cultura popular con la ciencia-física en este caso-es "La Física de Star Trek" de Lawrence Krauss (Krauss, 1995). En el prólogo de "La Física de los Superhéroes", Krauss capturó muy bien la idea de usar el medio ambiente de la cultura popular "... pocas cosas son más memorables que enfrentarse a sus propios conceptos erróneos ... si quieres llegar a comprender conceptos erróneos populares, de donde sacamos nuestras perspectivas culturales es un buen lugar para empezar. Por supuesto, no es necesario que los ejemplos de la cultura popular se extraigan únicamente de los cómics o la ciencia ficción, como en muchos de los ejemplos anteriores. Otros ejemplos podrían ser el uso de figuras deportivas pasadas o presentes, la aplicación de acontecimientos históricos famosos (por ejemplo, el aterrizaje lunar o la Batalla de Troya) o el uso de noticias actuales (por ejemplo, el virus Zika, el tratamiento del agua y los Juegos Olímpicos. Con un poco de pensamiento y planificación, casi cualquier cosa se puede utilizar para hacer la ciencia divertida y accesible.


La comunicación eficaz es todo acerca de la accesibilidad y la diversión

Al ver la eficacia de las actividades de comunicación científica de otros y reflexionar sobre mis propias experiencias en esta área, llegué a comprender que el enfoque que tomé podría ser conceptualizado como un doble embudo de ancho en ambos extremos y estrecharse en el medio. Las porciones finales representan la participación del público en general con ejemplos relevantes, y el bit estrecho en el medio es donde todo el contenido de la ciencia encuentra un hogar. Esto se muestra gráficamente como el modelo FUNnel “divertiembudo” para la comunicación científica en la Figura 2.

El modelo FUNnel “divertiembudo” para la comunicación científica. El concepto simple aquí es usar la cultura popular como el ancla  y enfoque para los conceptos de la ciencia. Por ejemplo, tomando el enfoque que tomé en "Inventing Iron Man", en el Paso 1 podrías empezar con Iron Man como un ejemplo tópico de un ser humano con habilidades amplificadas por la tecnología. Entonces, en el paso 2 empiezan a conducir a la robótica, neuroprostética, y la interfaz cerebro-máquina. Esto conduce a una discusión acerca de la organización del cerebro y la médula espinal, y cómo esto permite la capacidad de extraer información sobre el movimiento y la planificación del movimiento que podría ser utilizado para controlar una prótesis avanzada en forma de Iron Man. Esto nos lleva al paso 3, donde regresamos a la armadura de Iron Man y resumimos brevemente el nivel de tecnología actualmente disponible para apoyar (o no) el icono del cómic.

Nuestro conocimiento es el poder que no nos pertenece

Creo que lo que realmente necesitamos preguntarnos es, ¿cuán efectivos realmente queremos ser como comunicadores de ciencia? ¿Queremos ser verdaderamente eficaces? Sospecho que la mayoría de nosotros queremos ser eficaces y estamos intrínsecamente motivados para serlo. Si eso es verdad, entonces se debe fomentar todos los esfuerzos para ser eficaz al máximo. Los científicos realmente tenemos un poderoso papel que desempeñar en nuestra sociedad. Los superpoderes científicos que poseemos incluyen el descubrimiento, la creación, la síntesis y la difusión del conocimiento. Para el último de esa lista, la difusión, es fundamental comprender que esto incluye la conversación con la sociedad en general, no sólo entre nuestros colegas académicos. Esa es el superpoder científico oculto que la mayoría de nosotros tenemos que desarrollar. Sin embargo, es un trabajo importante.

Para que los científicos sean eficaces, no basta simplemente traducir lo que queremos comunicar en palabras y conceptos más simples para los no especialistas “nota del traductor: proceso conocido como transposición didáctica”. En su lugar, tenemos que poner nuestros conceptos en un contexto para que la audiencia objetivo esté dispuesta a recibir. Para ser eficaz, esto significa salir de nuestras zonas de confort para entrar más eficazmente en las zonas de confort de nuestro público. Tenemos que ir más allá de simplemente preguntar qué pensamos que nuestra audiencia debe o debe saber “nota del traductor: esto es conocido como conceptos previos y se resume como (averigüe lo que su alumno sabe y actúe en consecuencia)”. En cambio, las preguntas reales son cómo lo sabrán, ¿cuál es el medio a través del cual están listos para saberlo, y cómo puedo traducir los mensajes científicos en un mensaje cómodo para ellos? 

Hay una famosa frase de un cómic muy famoso escrito por Stan Lee y dibujado por Steve Ditko. Ese cómic nos dio el debut de un cierto "Spider-Man" (Amazing Fantasy # 15, publicado el 10 de agosto de 1964), y en él Peter Parker aprende una importante lección sobre la responsabilidad. Después de no actuar para someter a un criminal, ese criminal continúa para matar al tío Ben de Parker. Peter refleja que "... todo es culpa mía! ¡Si lo hubiera detenido cuando podía! ¡Pero no lo hice! "Las últimas palabras de Stan Lee en el panel final del cómic indican que" con gran poder también debe haber una gran responsabilidad ".

Propongo que todos tengamos nuestros propios superpoderes de comunicación que podamos usar para detener la desinformación y las ideas mal concebidas que muchos pueden tener sobre la ciencia porque no están participando en nuestras actividades de alcance "tradicionales". Utilizamos nuestros "poderes" intensificando y comunicándonos con los otros miembros de nuestras comunidades y nuestra sociedad que no son científicos. Por supuesto, para que las actividades de promoción sean más sostenibles en la ciencia, las instituciones académicas y los organismos de financiación también deben demostrar el valor de estas actividades mediante acciones tangibles. Parafraseando a Sir Frances Bacon, "el conocimiento es poder". Es hora de aceptar que nuestros esfuerzos para crear y generar conocimiento científico ponen gran poder en nuestras manos. Esto también nos obliga a ejercer una gran responsabilidad. Para que ese conocimiento tenga algún valor, es nuestra responsabilidad afectar a la mayor audiencia comunicándonos lo más posible. El conocimiento científico que descubrimos no nos pertenece, aunque lo hemos tenido primero. Podemos honrar ese conocimiento mejor compartiéndolo ampliamente utilizando los medios más creativos a nuestra disposición.

Nota del traductor, me resulta interesante como en un artículo que podría denominarse como “ligero” en término de enfoque nos ha llevado a conceptos bastante empleados por parte de los educadores, como los conceptos de transposición didáctica y de indagación de ideas previas, para luego trascenderlas en un tercer concepto, la contextualización por medio de la cultura popular, eso no es algo que aparezca en el currículo de didáctica.

Original

Zehr, E. P. (2016). With Great Power Comes Great Responsibility—A Personal Philosophy for Communicating Science in Society. eneuro, 3(5), ENEURO-0200.

Bibliografía

↵Berg RMG, Plovsing RR (2016) The hardships of being a Sith Lord: implications of the biopsychosocial model in a space opera. Adv Physiol Educ 40:234–236. doi:10.1152/advan.00026.2016 pmid:27105743FREE Full TextGoogle Scholar
↵Eagleman DM (2013) Why public dissemination of science matters: a manifesto. J Neurosci 33:12147–12149. doi:10.1523/JNEUROSCI.2556-13.2013 pmid:23884922Abstract/FREE Full TextGoogle Scholar
↵Goodreads (2016) Post. Available at https://www.goodreads.com/.
↵Gresh LH, Weinberg R (2003) The science of superheroes. New York: Wiley.
↵Johnson G, Guha IN, Davies P (2013) Were James Bond’s drinks shaken because of alcohol induced tremor? BMJ 347:f7255. doi:10.1136/bmj.f7255Abstract/FREE Full TextGoogle Scholar
↵Kakalios J (2006) The physics of superheroes. New York: Gotham Books.
↵Kakalios J (2010) The amazing story of quantum mechanics. New York: Penguin.
↵Krauss LM (1995) The physics of Star Trek. New York: Harper-Perrennial.
↵McLuhan M (1964) Understanding media: the extensions of man. New York: New American Library.
↵Michael J, Modell H, McFarland J, Cliff W (2009) The “core principles” of physiology: what should students understand? Adv Physiol Educ 33:10–16. doi:10.1152/advan.90139.2008 pmid:19261754Abstract/FREE Full TextGoogle Scholar
↵Plovsing RR, Berg RMG (2014) Pulmonary pathophysiology in another galaxy. Anesthesiology 120:230–232. doi:10.1097/ALN.0b013e31829c2dfb pmid:23838721CrossRefPubMedGoogle Scholar
↵Sagan C (1995) The demon-haunted world: science as a candle in the dark. New York: Random House/Ballantine Books.
↵Society for Neuroscience (2016) Neuroscience core concepts: the essential principles of neuroscience. Washington, DC: Society for Neuroscience. E-book available at https://thelearningbraindotorg.files.wordpress.com/2012/02/sfn-neuroscience-core-concepts-powerpoint.pdf.
↵Zehr EP (2008) Becoming Batman: the possibility of a superhero. Baltimore, MD: Johns Hopkins UP.
↵Zehr EP (2011a) From Claude Bernard to the Batcave and beyond: using Batman as a hook for physiology education. Adv Physiol Educ 35:1–4. doi:10.1152/advan.00120.2010 pmid:21385994Abstract/FREE Full TextGoogle Scholar
↵Zehr EP (2011b) Inventing iron man: the possibility of a human machine. Baltimore, MD: Johns Hopkins UP.
↵Zehr EP (2012a) Assembling an avenger–inside the brain of Iron Man. Sci Am. Available at http://blogs.scientificamerican.com/guest-blog/assembling-an-avenger-inside-the-brain-of-iron-man/.Google Scholar
↵Zehr EP (2012b) Bumps and bruises from Bruce to Batman and beyond. Sci Am. Available at http://blogs.scientificamerican.com/guest-blog/bumps-and-bruises-from-bruce-to-batman-and-beyond/.Google Scholar
↵Zehr EP (2013a) Fighting tooth and claw with Wolverine–examining the healing power of an X-Man. Sci Am. Available at http://blogs.scientificamerican.com/guest-blog/fighting-tooth-and-claw-with-wolverineexamining-the-healing-power-of-an-x-man/.Google Scholar
↵Zehr EP (2013b) The Man of Steel, myostatin, and super strength. Sci Am. Available at http://blogs.scientificamerican.com/guest-blog/the-man-of-steel-myostatin-and-super-strength/.Google Scholar
↵Zehr EP (2014a) Avengers assemble! Using pop-culture icons to communicate science. Adv Physiol Educ 38:118–123. doi:10.1152/advan.00120.2010Abstract/FREE Full TextGoogle Scholar
↵Zehr EP (2014b) Project superhero. Toronto, Ontario: ECW.
↵Zehr EP (2014c) Putting Rocket Raccoon's hippocampus into hyperdrive. Sci Am. Available at http://blogs.scientificamerican.com/guest-blog/putting-rocket-raccoon-s-hippocampus-into-hyperdrive/.Google Scholar
↵Zehr EP (2015a) From phantom menace to phantom limbs: amputation, neuroprosthetics and Darth Vader 's brain. In: Star Wars psychology: dark side of the mind ( Langley T , ed). New York: Sterling Publishing 31–42.
↵Zehr EP (2015b) Future think: cautiously optimistic about brain augmentation using tissue engineering and machine interface. Front Syst Neurosci 9:72. doi:10.3389/fnsys.2015.00072CrossRefPubMedGoogle Scholar
Zehr EP (2015c) The potential transformation of our species by neural enhancement. J Mot Behav 47:73–78. doi:10.1080/00222895.2014.916652 pmid:25575224CrossRefPubMedGoogle Scholar
↵Zehr EP (2017) Creating Captain America: the possibility of enhancing our evolution. Toronto, Ontario, Canada: ECW Press.
↵Zehr EP, Norman S (2015) Inside the head of the walking dead: the neurobiology of walker dysfunction disorder. In: The walking dead psychology: psych of the living dead ( Langley T, ed). New York: Sterling Publishing 31–41.

No hay comentarios:

Publicar un comentario