miércoles, 7 de junio de 2017

Enseñanza de la biología ¿Mendel antes que Darwin?


La evolución es un concepto difícil para muchos estudiantes en todos los niveles, sin embargo, un estudio publicado el 23 de mayo en la revista de acceso abierto PLOS Biology ha demostrado una manera sencilla de mejorar significativamente la comprensión de los estudiantes de la evolución en el nivel secundario: Antes de enseñarles la evolución hay que trabajar genética.

Actualmente en el Reino Unido, los dos módulos se enseñan aisladamente a menudo con largos intervalos de tiempo. El equipo, liderado por el profesor Laurence Hurst en el Milner Center for Evolution, de la Universidad de Bath, sostiene que los conceptos centrales de la genética (como el ADN y la mutación) están tan íntimamente ligados a los conceptos básicos de la evolución, que podrían ayudar a su comprensión de la evolución.

Los investigadores llevaron a cabo un gran ensayo controlado de casi 2000 estudiantes de 14-16 años en 78 clases de 23 escuelas de todo el sur y el suroeste del Reino Unido, en el que se pedía a los profesores que enseñaran genética antes de la evolución o evolución antes de la genética. Los estudiantes fueron examinados antes y después de la enseñanza. El estudio de cinco años, encontró que aquellos que enseñaron genética primero mejoraron sus calificaciones de los exámenes en un promedio de siete por ciento más que aquellos que enseñaron la evolución primero. 

La enseñanza de la genética antes de la evolución fue particularmente crucial para los estudiantes de básica secundaria, que aumentaron su comprensión de la evolución sólo si se les enseñaba la genética en primer lugar. Las clases de mayor habilidad vieron un aumento en la comprensión de la evolución con ambos temas, pero fue mayor si se enseñó primero la genética. El equipo también probó las hipótesis de mejoramiento, empeoramiento o sin diferencias significativas en la comprensión de los temas de genética, encontrado que no las había.

Profesor Hurst, comentó: "Estos son resultados muy emocionantes. Los maestros están bajo una enorme presión para hacer lo mejor para sus estudiantes, pero tienen poco tiempo para hacer cambios y comprensiblemente no les gusta la constante interrupción del plan de estudios". "Para ser sensibles a sus necesidades, en el juicio dejamos que los maestros enseñen lo que normalmente enseñan - sólo miramos el efecto de un cambio de organización temática". La primera autora del artículo la Dra. Rebecca Mead, una ex profesora dijo: "Es notable que una intervención tan simple y libre de costo posea una gran diferencia. Esta investigación ha alentado a los profesores a repensar la forma en que enseñan la evolución y la genética y muchas escuelas han cambiado su práctica de enseñanza a la genética en primer lugar.

El equipo también analizó si los estudiantes en el estudio estaban de acuerdo o en desacuerdo con la visión científica de la evolución. Encontraron que mientras que la enseñanza de la evolución aumentó las tasas de aceptación a más del 80 por ciento en la cohorte examinada, el orden de la enseñanza no tuvo ningún efecto. En otras palabras, existe una diferencia entre aceptar como coherente la explicación científica y entenderla realmente, la primera se logra normalmente, pero para la segunda la genética es fundamental. Los estudios de seguimiento de grupos de enfoque cualitativos mostraron que la aceptación está fuertemente condicionada por figuras de autoridad (maestros, personalidades de TV, figuras religiosas) y la correlación entre la comprensión de la evolución por parte de los estudiantes y su aceptación es débil.

El Dr. Mead comentó: "Algunos estudiantes reportaron que se les dijo que las figuras de autoridad clave aprobaban la evidencia científica para la evolución, hizo una gran diferencia en su experiencia de aprendizaje.

La hipótesis para estos resultados que plantean los autores es que, como todo el material necesario para entender el proceso evolutivo en la actualidad es dependiente de la genética, los conceptos fundamentales de la evolución pueden ser absorbidos en un contexto que mitiga las creencias asociadas a sesgos cognitivos (por ejemplo, sesgo de confirmación). Es decir, los conceptos fundamentales (ADN, mutación, herencia, alelos) no son controvertidos socialmente y pueden ser fácilmente aprendidos ya que no necesitan de un proceso de dos pasos (aceptar y aprender) sino de un solo paso (aprender). 

La aceptación cognitiva generalmente es algo que pasamos por alto, pues involucra un proceso epistemológico que permite justificar la utilidad del conocimiento. Este estudio sugiere simplemente que todos los conceptos necesarios para que el proceso evolutivo emerja automáticamente como una genética aplicada en el eje del tiempo deben ser enseñados de forma tal que se evite el problema epistemológico. Y aunque no esté totalmente de acuerdo, ya que desde mi punto de vista, una vez que se alcanza el siglo XX genética y evolución son una y la misma ciencia por lo que deben enseñarse de forma simultánea, hay que aceptar que si estadísticamente es útil debe tomarse en cuenta como una hipótesis válida para nuestra labor en Latinoamérica.

Referencia primaria

Mead, R., Hejmadi, M., & Hurst, L. D. (2017). Teaching genetics prior to teaching evolution improves evolution understanding but not acceptance. PLoS biology, 15(5), e2002255. http://journals.plos.org/plosbiology/article?id=10.1371/journal.pbio.2002255

Referencia secundaria

PLOS. (2017, May 23). Improve evolution education by teaching genetics first. ScienceDaily. Retrieved June 7, 2017 from www.sciencedaily.com/releases/2017/05/170523144131.htm


No hay comentarios:

Publicar un comentario