lunes, 28 de noviembre de 2016

8 LOS RETÍCULOS ENDOPLÁSMICOS

Los retículos endoplasmáticos son bolsas membranosas muy largas  que se encuentran muy cercanas al núcleo de la célula. La estructura general del RE es la de una red de membranas denominadas cisternas. Estas estructuras semejantes a sacos son mantenidos en su posición gracias al citoesqueleto.  La membrana cisternal rodea  un espacio interno denominado lumen. El lumen del RE es continuo con el espacio perinuclear por lo que se puede visualizar al RE como proyecciones del núcleo y por ende el RE siempre estará asociado al núcleo celular.

El retículo endoplasmático rugoso “RER” se encuentra conectado directamente al núcleo a través de la membrana nuclear, lo que le permite acceso rápido a los ARNm que provienen del genoma. El RER se denomina rugoso porque contiene muchos ribosomas, y la función de los ribosomas es capturar el ARNm para producir proteínas.

El retículo endomplasmático liso “REL” está adyacente al núcleo pero no está conectado directamente al núcleo, y tampoco posee ribosomas. Por esta razón no puede crear proteínas, sus funciones están relacionadas con el metabolismo de las grasa, por lo que se encuentra asociado a las mitocondrias.

Referencias: (Black & Black, 2012; Karp, 2010, 2013; Sadava et al., 2014, 2008; Solomon et al., 2008; Tortora et al., 2010)

8.1 Retículo endoplasmático rugoso

La superficie del retículo endoplasmático rugoso RER esta tapizado con los ribosomas que se encargan de la síntesis de proteínas. El punto de unión entre el RER y los ribosomas se denomina traslocón. Los ribosomas no hacen parte integral de la membrana, por lo que pueden unirse o liberarse dependiendo de las condiciones celulares.

Un ribosoma solo se acopla al RER una vez que una estructura proteínica se une a un ácido nucleico en el citosol. El ribosoma se acopla de hecho, no por una estructura propia, sino por los primeros 30 aminoácidos que sintetiza al inicio de una síntesis de proteínas. Una vez que estos 30 aminoácidos se acoplan al traslocon, la síntesis de la proteína continua. Pero antes de continuar una peptidasa corta esta primera cola peptídica para permitir que la verdadera proteína pueda sintetizarse.


El ribosoma se encuentra en el citosol, y el traslocon funciona como un canal en el que el ribosoma inyecta la proteína en formación hasta que termina la síntesis y una nueva peptidasa corta la unión entre el péptido de unión al traslocon y la mitocondria, de forma tal que se libere el ribosoma, el péptido de inicio y la proteína del traslocon. El RER es clave para las siguientes funciones: Fabrica de lisosomas, fábricas de proteínas para secreción, síntesis de proteínas integrales de las vesículas que les permiten acoplarse con sus blancos específicos en una cadena de transporte a través del citoesqueleto, e inicio de la glicosilación de algunos péptidos inmaduros.


Referencias: (Black & Black, 2012; Karp, 2010, 2013; Sadava et al., 2014, 2008; Solomon et al., 2008; Tortora et al., 2010)

8.2 Retículo endplasmático liso

El retículo entoplasmático liso REL posee funciones metabólicas diversas. Sintetiza péptidos, fosfolípidos y esteroides, por lo que en general trabaja con la grasa celular. Las células que segregan estos productos como los testículos, los ovarios y las células de las glándulas cebaseas tiene un REL grande.

El REL también se encarga del metabolismo de los carbohidratos, la desintoxicación de algunos metabolitos secundarios como el metanol y muchos fármacos. En las células musculares se encarga de regular la concentración del calcio, valor crucial para la contracción del sarcómero muscular. El REL está tan modificado en las células musculares que recibe el nombre de retículo sarcoplasmático. El REL también posee la enzima glucosa-6-fosfatasa que convierte ña glucosa-6-gosgato en glucosa, un paso crucial en la gluconeogénesis que permite recuperar los productos de la fermentación nuevamente en glucosa.

Referencias: (Black & Black, 2012; Karp, 2010, 2013; Sadava et al., 2014, 2008; Solomon et al., 2008; Tortora et al., 2010)


8.3 Plegamiento de proteínas

El RE sirve para funciones diversas, incluyendo el plegamiento de las proteínas, su almacenamiento al interior de la cisterna reticular, el transporte de las proteínas inmaduras por evaginación de la membrana reticular para formar vesículas y su transporte al aparato de Golgi.

El plegamiento de las proteínas no solo se deja a la espontaneidad de las interacciones moleculares de los péptidos, un grupo de proteínas especializadas llamadas chaperonas se encargan de regular el plegamiento correcto de los péptidos a proteínas inmaduras. Únicamente las proteínas plegadas de forma adecuada son exportadas al aparato de Golgi. Si el número de proteínas no plegadas adecuadamente aumenta, el RE ingresa en un estado de estrés que puede desencadenar mutaciones, hipoxia o la muerte celular programada.

Referencias: (Black & Black, 2012; Karp, 2010, 2013; Sadava et al., 2014, 2008; Solomon et al., 2008; Tortora et al., 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario