miércoles, 26 de octubre de 2016

6 CONSIDERACIONES SOBRE EL MODELO HUMANO Y LA ENSEÑANZA DE LA GENÉTICA CLÁSICA


Una de las motivaciones más grandes del estudio de la genética es la de poder entender porque y como es que presentamos los rasgos que tenemos, más allá de enseñarla en modelos biológicos como alverjas, moscas o gatos, la preocupación siempre va dirigida a nuestro propio ser, es decir el modelo biológico humano. Una de las grandes ventajas que tiene la genética es que potencialmente no requeriría instrumentación compleja, solo una vista aguda para observar los caracteres y sus respectivos rasgos.

Desafortunadamente durante la transposición didáctica “usando la terminología de Yves Chevallard” (Chevallard & Perrenoud, 1998; Chevallard, 1985) algo se pierde. Cosas que  NUNCA HAN SIDO REPORTADAS en las revistas científicas o que poseen poca evidencia aparecen en libros de texto como si fueran fenómenos absolutos, y eso es lo que vimos en varios artículos anteriores. Muchos de los caracteres que se emplean para enseñar genética clásica aplicada al hombre son en realidad de herencia NO MENDELIANA, y siguen aparenciendo en libros de texto que no son tan viejos como falsos cuadros de Punnett para el color de ojos, como si toda la diversidad de tonalidades de ojos humana se redujera a un cruce dihíbrido con proporción 9:3:31.

Desafortunadamente los libros de texto, los manuales de laboratorio y varias fuentes de internet siguen empleando estos caracteres, lo cual perpetúa los mitos. 

En otras palabras, el modelo biológico humano es muy malo para poder ejemplificar la genética clásica al nivel de las leyes de los mendelianos, y la mayoría de sus rasgos, como en cualquier especie no purificada para experimentación, se describen en términos de la herencia continua  o darwiniana, cuestión que no se abarcaría seriamente sino hasta la aparición de la Teoría Sintética Evolutiva, específicamente en la rama de la genética de poblaciones, cuestión que abarcaría la década de 1920-1930 (Sarkar, 2004).


6.1 De las limitaciones del modelo humano a la sobresimplificación de la genética moderna

Sobresimplificar la genética humana trae graves consecuencias para la construcción de conocimiento posterior, especialmente para la teoría de la evolución, ya que esta depende de entender a los modelos reales como sistemas de herencia no-mendeliana.

La genética clásica se construyó sobre un modelo biológico tratado previamente para eliminar su herencia continua, generando artificialmente una herencia discreta. La transposición forzada de este modelo experimental a un modelo real como el humano fuerza a creer que todos los patrones de herencia en los sistemas reales se comportan de forma mendeliana, lo cual suma a errores conceptuales a cerca de la evolución, después de todo el modelo gradual de la evolución se monta sobre la base de patrones de herencia continuos, por eso senominamos la herencia continua como la herencia darwiniana.

La genética moderna posee métodos conceptuales para lidiar con la herencia continua, por lo que muchos de los rasgos humanos deberían ser expuestos en los conceptos evolutivos de la genética de poblaciones, pues allí es donde pertenecen.

6.2 Razones para sobresimplificar la ciencia escolar, el caso de la genética

Algunos docentes pueden argumentar “basándose en conceptos como la transposición didáctica” que el empleo de caracteres en el modelo humano para enseñar la genética clásica es un modo de motivar a los estudiantes a estudiar la genética, haciéndola ver como algo pertinente para conocer sus propios cuerpos.

De cierta forma es como un guiño, una mentira para niños estilo “la cigüeña”. En cierto sentido es como en el estudio del átomo, donde se les enseña a los estudiantes los modelos atómicos históricos dejando que el modelo moderno sea estudiado por quienes deseen estudiarlo en sus cursos de física cuántica más especializados.

Lo mismo le sucede a la genética evolutiva, la cual es vista como parte de la clásica “pero no toda”, u omitida del todo en cursos básicos o introductorios, dejando cosas como penetrancia, epistasis, multigenéticos y multialélicos para cursos más avanzados.

Personalmente no estoy de acuerdo con esta postura, ni para la enseñanza del átomo ni para la genética. Si se va a simplificar se tiene que hacer evidente, explicita y conscientemente que lo estamos haciendo. El estudiante debe ser consciente que el ejemplo empleado es solo una “pinturita” para poder aplicar el modelo matemático, de lo contrario no seríamos más que perpetuadores de mitos no diferentes a lo que hacen ciertas denominaciones religiosas.


6.3 La genética clásica es un conocimiento peligroso a nivel escolar

La genética es un conocimiento peligroso en niveles escolares, y entre más jóvenes los estudiantes es peor. La razón es que estadísticamente es probable que en alguno de los grupos de trabajo se encuentren estudiantes que han sido adoptados, o que llaman "papi" a quien no lo es por un affaire de la madre u otras cuestiones familiares que caen en lo humano y no en lo científico.

Aunque puede parecer cómico, esto es problemático en términos del desarrollo psicológico del estudiante, más aun si los ejemplos que se enseñan no poseen realmente una herencia mendeliana clásica.

Qué pasa si el estudiante comprende el modelo matemático cabalmente y emplea un falso carácter mendeliano y concluye erróneamente ¿qué es adoptado? o ¿qué su madre engañó a su padre? Esto tiene ramificaciones humanas a tenerse en cuenta.

Las mismas ramificaciones éticas deben tenerse en cuenta aunque se empleen ejemplos de marcadores genéticos más apropiados, como las pruebas de ADN o el más potencialmente empleable factor Rhesus “o el HB0 si ya se está tratando con multialélicos”.

De los dos ejemplos el más grave es el primero, que el estudiante llegue a falsas conclusiones provenientes de una ciencia escolar sobresimplificada. Aunque ambos tienen el mismo problema, el potencial de interferir de forma negativa con lo humano y el desarrollo psicológico del estudiante debido a una cadena de razonamientos falsos.

Genética clásica // Principal // Siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario