jueves, 14 de julio de 2016

4 LOS NIÑOS Y EL SIDA

4.1 El VIH y los bebes de países ricos y pobres

Existen diversas características que distinguen el VIH de los adultos del de los niños e infantes. La gran mayoría obtiene su infección por vía vertical, es decir desde la madre hasta el niño ya sea por la placenta, el parto o la lactancia. Procedimientos médicos como la cesárea puede disminuir la probabilidad de infecciones verticales siempre que sean realizados de forma correcta.

Sin embargo este tipo de intervenciones solo pueden realizarse de forma correcta con las instalaciones adecuadas, o lo que es lo mismo, solo pueden realizarse en países ricos.  La mayoría de los nacimientos en el África subsahariana no cuentan con tanta suerte.

Referencias generales: (Black & Black, 2012; P. R. Gross & Levitt, 2011; Knipe & Howley, 2013; Maartens et al., 2014; Roitt & Delves, 2011).

4.2 Progresión de la infección de VIH en recién nacidos

Posiblemente debido a que la infección por VIH en los recién nacidos es menos contralada inmunológicamente que por los adultos, la infección procede a mayor velocidad. La mitad de los bebes infectados morirán antas de cumplir los 2 años de edad.

Lo anterior implica que no existe una etapa de latencia como tal si la infección se realiza antes de que el neonato haya madurado su propio sistema inmune. Por lo tanto para la mayoría de los niños infectados la historia natural del VIH es el de una infección progresiva y continua "sin etapa de latencia" en caso de que no se intervenga con una terapia antiretroviral.

Referencias generales: (Black & Black, 2012; P. R. Gross & Levitt, 2011; Knipe & Howley, 2013; Maartens et al., 2014; Roitt & Delves, 2011).

4.3 Moral y ética del VIH pediátrico

Sea cual sea el designado de Dios, lo que sí se puede reprochar moralmente es la afirmación de que el VIH surge como producto de su ira, especialmente cuando son los niños los que experimentan este mal a un nivel tan cruel. El VIH es producto de procesos naturales –de hecho el modus operandi de la selección natural negativa es arrasar con las crías de cualquier especie –y la irresponsabilidad humana durante la era de los imperios coloniales, y como seres humanos debemos asumir la responsabilidad de su tratamiento.

La pediatría es la rama de la medicina que se encarga de estudiar las enfermedades de los infantes, y la subespecialidad del VIH pediátrico se ha convertido en un área de mayor avance en la reducción de la morbilidad y virulencia, hasta el punto de casi detener las infecciones verticales. La diseminación de los métodos de control pediátrico de mujeres en embarazo es solo el segundo lugar de los esfuerzos para el control y erradicación del VIH, la primera sigue siendo la búsqueda de una vacuna efectiva.

Referencias generales: (Black & Black, 2012; P. R. Gross & Levitt, 2011; Knipe & Howley, 2013; Maartens et al., 2014; Roitt & Delves, 2011).

4.4 Visión global del VIH a nivel pediátrico

Para noviembre de 2007 cerca de 33.2 millones de personas alrededor del mundo están infectados con el VIH, y 2.5 millones de estos son niños y niñas menores de 15 años. Los menores de 15 años representan cerca del 16,5% de todas las nuevas infecciones, 7,5% del total absoluto de infecciones y 15,7% de las muertes anuales por la etapa avanzada de la infección.

El número de niños que conviven con la infección de VIH era para 2001 de 1,5 millones, mientras que para 2007 ya era de 2,5 millones, y cerca del 90% de estos casos suceden en el África subsahariana. En este siglo, las muertes globales debida a la etapa avanzada por la infección del VIH suma entre 33.000 a 360.000 al año. Alrededor del mundo el 4% de todas las muertes infantiles de menores de 5 años son atribuibles a la etapa avanzada de la infección por VIH.

Referencias generales: (Black & Black, 2012; P. R. Gross & Levitt, 2011; Knipe & Howley, 2013; Maartens et al., 2014; Roitt & Delves, 2011).

4.5 Epidemias del VIH a nivel pediátrico

Las diferencias de ricos y pobres se acompañan por dos patrones opuestos en la infección por VIH en el mundo. La infección en los países ricos se encuentra asociada con diagnósticos tempranos, bajas tasas de infección vertical, supervivencia prologada gracias a tratamientos con antiretrovirales, complicaciones a largo plazo, síntomas neuronales a largo plazo, resistencia al tratamiento a largo plazo y problemas asociados al tránsito de la infancia a la edad adulta.

Lo opuesto ocurre para el 95% de los niños infectados con VIH en los países en desarrollo, donde la falta de un diagnóstico temprano, lactancia de madres infectadas, acceso a tratamiento tardío o inexistente, y opciones de tratamiento limitadas a tipo placebo han conllevado a una mortalidad temprana muy alta.

Estas características se encuentra directamente relacionadas con la disponibilidad mundial de antiretrovirales de última generación, un diagnóstico eficiente, altos niveles educativos, bajas tasas de embarazo en adolescentes, sistemas de vigilancia médica eficientes y una alimentación apropiada se encuentran disponibles para la población general.

Referencias generales: (Black & Black, 2012; P. R. Gross & Levitt, 2011; Knipe & Howley, 2013; Maartens et al., 2014; Roitt & Delves, 2011).

4.6 Infección por VIH pediátrico entre niños y niñas

Los estudios sobre género son contradictorios y dependen de las condiciones. En Malawi se encontró una fuerte asociación del VIH postnatal con las niñas, donde el 12,6% estaban infectadas en contraste con un 6.3% de los niños. En el contexto Europeo las diferencias entre las tasas de infección no fueron estadísticamente significativas. Otros estudios en USA y otras regiones africanas han mostrado una probabilidad de infección semejante a ambos géneros.

Aunque no existe una justificación aparente para resultados tan dispares, se ha postulado que tal vez los embarazos con varones que se infectan en el útero en ciertas condiciones ambientales tienden a ser abortados espontáneamente.

Referencias generales: (Black & Black, 2012; P. R. Gross & Levitt, 2011; Knipe & Howley, 2013; Maartens et al., 2014; Roitt & Delves, 2011).

4.7 Migración y el VIH a nivel pediátrico

El VIH y la inmigración de niños menores de 15 años a países desarrollados pueden convertirse en un asunto ético, moral y político particularmente molesto, por lo que solo mencionaremos algunos datos por el momento. En países con una baja incidencia del VIH, la infección por inmigración de niños infectados puede convertirse en un asunto de atención médica emergente.

En 2002, Canadá introdujo la rutina legal de realizar un análisis rutinario de ELISA para VIH como requisito para aplicar a la residencia, lo cual incluye los niños elegibles. Desde 2002 hasta 2005 se encontraron 36 casos pediátricos, 32 de los cuales procedían de África. La adquisición en todos los casos fue vertical. El 94% de los casos tenían todos los requisitos para ingresar a Canadá.

Los niños menores de 15 años no pueden ser analizados según la normatividad de estados Unidos. En un estado de 119 niños nacidos durante o después de ingresar a los  Estados Unidos procedentes de Bélgica documentó 7 infecciones. La migración es una fuente de HIV pediátrico en países con bajas tasas de infección, especialmente si provienen de contextos pobres con violencia y guerras.

Referencias generales: (Black & Black, 2012; P. R. Gross & Levitt, 2011; Knipe & Howley, 2013; Maartens et al., 2014; Roitt & Delves, 2011).

4.8 La adopción de niños a nivel internacional y el VIH

Otro asunto ético, moral y políticamente problemático es la adopción de niños a nivel internacional. Un número significativo de niños nacidos en países pobres con alta prevalencia de VIH son adoptados cada año por ciudadanos de naciones ricas como Estados Unidos.

Desde 1986 hasta 2003 cerca de 220.000 niños fueron adoptados por ciudadanos Norteamericanos. A pesar de la amplia preocupación pública a cerca de la infección por VIH en los niños de adopciones internacionales, el riesgo real es bajo. En siete estudios, de un total de 1.089 niños adoptados por ciudadanos norteamericanos, australianos y franceses, ninguno estaba infectado.

Referencias generales: (Black & Black, 2012; P. R. Gross & Levitt, 2011; Knipe & Howley, 2013; Maartens et al., 2014; Roitt & Delves, 2011).

4.9 El VIH y los niños de África

A pesar de que África posee el 68% de las infecciones de adultos, cerca del 90% de los menores de 15 años infectados en el mundo se encuentran en la región sur del continente. Se estima que 2 millones de niños infectados y 11.4 millones de huérfanos por VIH habitan el África subsahariana. La infección en la etapa avanzada por VIH es la mayor causa de mortalidad ya que exacerba otras infecciones mortales en sí mismas como la malaria o el ébola.

Los mayores vectores de infección de VIH son la transmisión vertical, la lactancia y la transfusión de productos sanguíneos. Debido a la alta prevalencia en la población, aun las regiones con un sistema de rastreo de donantes presentan altas tasas de infección por transfusión.

Referencias generales: (Black & Black, 2012; P. R. Gross & Levitt, 2011; Knipe & Howley, 2013; Maartens et al., 2014; Roitt & Delves, 2011).

No hay comentarios:

Publicar un comentario