lunes, 20 de junio de 2016

6 EXCRECION EN LOS NEMATODOS


Los gusanos redondos son animales muy pequeños "imagen principal muestra un anélido parásito atacado por macrófagos del sistema inmune", constituidos por cientos de células o menos, dependiendo de su estilo de vida pueden poseer o carecer de órganos. Generalmente las formas parasíticas carecen de sistema digestivo o células excretoras especializadas (Brusca et al., 2003).

Las formas de vida libre poseen un sistema digestivo completo con boca y ano, así como células especializadas en la excreción de metabolitos y la osmoregulación. Las estructuras excretoras de los nematodos son realmente únicas, y no poseen homólogos aparentes entre los protonefridios o los nefridios de otros animales.

Entre los nematodos existe una secuencia gradual de desarrollo de los órganos reproductores. La condición aparentemente más ancestral se encuentra en grupos de vida libre y ha sido modificada por los grupos de vida parasítica.

6.1 Sistema excretor de los nemátodos

Para entender la excreción en los nematodos hay que saber que son animales con cantidades limitadas de células, son muy pequeños, por ejemplo el gusano redondo estándar de estudio llamadoCaenorhabditis elegans, el cual posee entre 1031 y 959 células (Brusca et al., 2003)..

En otras palabras, la función excretora es realizada por grupos de células que no alcanzan a ser llamados tejidos, mucho menos el de órgano o sistema.

En la imagen anterior podemos ver  (A) células cuajo y poro excretor; (B) cas células caujo asociadas a canales excretores que cruzan todo el cuerpo del gusano; (c) y (D) formas simplificadas en parásitos donde se pierden células cuajo y ductos (Brusca et al., 2003)..

En los grupos de vida libre “Threadworms”  el sistema se compone por una o dos glándulas llamadas células de cuajo “Renette cells”  las cuales se conectan directamente al poro excretor ubicado en la parte ventral en el centro del cuerpo, así como a un sistema de conductos que recolectan los desechos por medio de los mecanismos de transporte a través de membrana (Brusca et al., 2003).


En ocasiones una tercera célula forma una ampolla en la abertura.

6.2 Nemátodos parásitos

Las modificaciones a este sistema incluyen varias organizaciones de los ductos de recolección intracelular en las extensiones citoplasmáticas de las células cuajo.

En muchas especies especializadas de forma extrema en el parasitismo las células cuajo se pierden completamente, dejando atrás solo unos tubos con forma de H o Y (C y D en la imagen anterior) (Brusca et al., 2003).

Muchas especies de la subclase Enopla carecen de células de cuajo completamente “sin tubos”. En su lugar poseen células distribuidas por todo el cuerpo las cuales poseen un ducto y un poro por donde descargan los desechos.


6.3 Metabolitos

El metabolismo de los nematodos es heterótrofo y puede alternar entre fermentaciones y respiración celular aeróbica, por lo que sus productos metabólicos de desecho pueden alternar entre solo dióxido de carbono y dióxido de carbono + subproducto de la fermentación (Brusca et al., 2003).

Los gases son volátiles y pueden excretarse por transporte pasivo a través de la pared del sistema digestivo o de la cutícula externa. Mientras que los compuestos solubles deben ser recolectados por los ductos por medio de transporte a través de membrana y luego excretados junto con agua atreves de las células cuajo (Brusca et al., 2003).

La mayoría de los nematodos son amonoléticos, es decir excretan amoniaco como principal residuo nitrogenado de forma concentrada a un ambiente hipertónico, esto implica que los nematodos son osmoreguladores activos, aunque las especies marinas son aparentemente osmoreguladores pasivos que se secan como uvas pasas en el aire (Brusca et al., 2003).


6.4 Osmoregulación de los nematodos

La regulación del amoniaco es realizada por las células cuajo, pero el agua es regulada por toda la superficie del cuerpo por medio de osmosis regulada, en este caso el agua entra, pero no sale (Brusca et al., 2003). 

El sistema es útil en un ambiente hipertónico con poca agua disponible en el ambiente, pero posee la desventaja de potencialmente inflar al gusano hasta la muerte en un ambiente hipotónico con alta disponibilidad de agua (Brusca et al., 2003).

La eliminación del exceso de agua también es función de las células cuajo cuando están presentes o por la pared del intestino, esto es porque el tracto gastrointestinal de los nematodos es completo y pueden eliminar el agua por la boca una vez excretada en el tracto gastrointestinal (Brusca et al., 2003).

No hay comentarios:

Publicar un comentario