miércoles, 22 de junio de 2016

10 EXCRECIÓN EN ALGUNOS DEUTEROSTOMOS NO CRANEADOS

10.1 Equinodermos

Los equinodermos “estrellas de mar y erizos de mar” son animales con estilos de vida poco activos, por lo que sus tejidos no producen una gran cantidad de desechos o toxinas metabólicas. De lo anterior se desprende una leve necesidad para la excreción y por lo tanto la ausencia de un verdadero sistema excretor especializado en la secreción de los desechos nitrogenados. Adicionalmente los equinodermos son estrictamente marinos, por lo que son osmoreguladores pasivos.

La excreción y osmoregulación de los equinodermos depende específicamente de la posibilidad de las superficies para permitir el paso selectivo a través de la membrana de los epitelios.

Las superficies permisivas a esto pueden variar entre toda la piel, a estructuras especializadas como el sistema de intercambio de gases, y en tales casos funcionaría también como sistema excretor. Un ejemplo de esto es el sistema de intercambio de gases de los pepinos de mar.

Referencias bibliográficas: (Brusca et al., 2003).

10.1.1 Fagocitosis, exocitosis y la excreción en los equinodermos

Algunos equinodermos emplean a células ameboides llamadas celomocitos no solo como parte de su sistema inmune, adicionalmente también se encargan de fagocitar desechos nitrogenados y otras toxinas, para posteriormente descargarlos por diferentes métodos.

El proceso es semejante a la acumulación de moco, los celomocitos cargados se acumulan en diversas estructuras como las papulas “superficie de las branquias”, y luego se segrega al medio externo. Los asteroides son un ejemplo de este sistema.

Otros equinodermos como los ofiuroides segregan este moco excretor en la bursa. Otros pepinos de mar pueden emplear el sistema digestivo, el ano o el sistema reproductor para segregar el moco excretor.

Referencias bibliográficas: (Brusca et al., 2003).

10.1.2 Osmoregulación en los equinodermos

A pesar de que tanto teórica como experimentalmente se ha demostrado que la gran mayoría de los equinodermos son osmoreguladores pasivos, algunas especies han demostrado tener ciertas capacidades actrivas. 

Especies como Asterias rubens del mas Báltico; Ophiophragmus filagraneous de Cedar Key en Florida y varios pepinos de mar del mar negro son capaces de soportar ambientes hipotónicos, lo que implica que algunas especies poseen mecanismos de osmoreguladores activos. Dado que son acuáticos, los equinodermos son amonotélicos, es decir segregan amoniaco como su principal desecho nitrogenado.

Referencias bibliográficas: (Brusca et al., 2003).

10.2 Urocordados

Los urocordados o tunicados son animales sésiles y marinos. Lo anterior implica una baja producción de residuos metabólicos (excretan amoniaco) y que son osmoreguladores pasivos.

El sistema excretor de los tunicados es una modificación de la parte posterior de las branquias denominado saco del epicardio. La excreción se da por la formación de vesículas excretoras.

Aun así, mucho de la excreción se da simplemente por transporte a través de membrana

Referencias bibliográficas: (Brusca et al., 2003).

10.3 Cefalocordados

Las unidades excretoras de los cefalocordados son protonefridios en red, semejante a algunos anélidos ancestrales.

Al ser un protonefridio la mayor parte de la excreción se da cuando el nefridio recolecrta fluidos desde el sistema circulatorio del animal y lo acumulña adentro. Una vez allí el fluido pasa por el nefroconducto y finalmente por el nefridioporo ubicado en la parte posterior del animal.

Al ser animales acuáticos excretan principalmente amoniaco.  A pesar de las similitudes estructurales algunos autores consideran que los protonefridios de los anélidos y los cefalocordados son productos de evolución convergente.

Referencias bibliográficas: (Brusca et al., 2003).

No hay comentarios:

Publicar un comentario