viernes, 1 de mayo de 2015

Los músculos de los artrópodos

Los músculos de los artrópodos


Generalmente cada articulación se encuentra unida por uno o más pares de músculos con relación agonista-antagonista, y al igual que en los vertebrados, el musculo se une al exoesqueleto.

En general las articulaciones de los artrópodos pueden operar en un solo plano “como en la rodilla o el codo” o en dos planos “como el hombro o la pelvis” dependiendo de la cantidad y posición de las parejas musculares y de la estructura de la armadura de los apéndices.
 
Figura 01. Los músculos en los artrópodos anclan al exoesqueleto.
A diferencia de los vertebrados, la armadura puede derivar estructuras en la armadura que impiden los desgarres, ya que evitan loa sobre extensión del apéndice y del musculo que lo mueve.

En cualquier caso, los artrópodos han desarrollado una inmensa variedad de modificaciones evolutivas en sus apéndices, lo cual les permite caminar, reptar, excavar, cortar, penetrar, masticar y nadar. Analizar con detalle cada uno de estos tipos de movimiento iría más allá de los objetivos de este escrito.


Referencias bibliográficas: (Brusca et al., 2003)

No hay comentarios:

Publicar un comentario