sábado, 14 de marzo de 2015

15 NOMBRANDO LAS SALES

Las sales son compuestos iónicos, es decir, un enlace formado por atracciones electrostáticas y no por puentes de materia como en los enlaces covalentes, pero eso no es lo que nos interesa particularmente en este punto, debemos dar nombres. El punto con las sales es que para el día de hoy, año 2017 un mismo compuesto puede tener al menos 6 nombres aceptables. De los anteriores solo vamos a enumerar dos, el sistema tradicional para aprender a leer los textos antiguos y el sistema IUPAC para aprender a escribir como se hará en el futuro (Connelly et al., 2005), asumiendo que la IUPAC no le dé por sacar otro libro rojo en poco tiempo.

15.1 Formulación

Las sales se forman por la unión de un catión y un anión. En este caso la formula molecular es fácil de obtener, ya que se emplea la regla de aspa para el catión y el anión. Hay que tener en cuenta que los aniones son unidades estructurales, por lo que pueden salir formulas muy complejas. Por ejemplo, la sal formada por el ion hierro (3+) y el catión tetraoxidosulfato(2-):

Cualquiera que sea el caso, el ion tetraoxidosulfato(2+) actúa como una sola unidad, un bloque que puede ser manipulado mediante la regla de aspa. Observemos un planteamiento. En este caso tenemos dos iones, los superíndices no indican estados de oxidación, sino la carga del ion, pero los podemos emplear exactamente del mismo modo, transferimos el valor absoluto de la carga al elemento opuesto como subíndice, y de esta manera obtenemos la formula molecular. Hay que tener cuidado con el ion complejo, como este funciona en bloque, debe encerrárselo siempre entre paréntesis, a  menos que el superíndice del catión sea (1+). Si los dos iones tienen valores de 1 entonces no se escribe ningún paréntesis.

Para sales mas simples el proceso se repite.

15.2 Nomenclatura tradicional

En la nomenclatura tradicional lo que se hace es combinar el nombre de la base respectiva, luego la palabra de y finalmente el nombre del ácido respectivo que formaron la sal. Dado que es solo combinar nombres que ya hemos visto en la sección de hidróxidos, simplemente haremos cuatro ejemplos.

Es notable en caso del azufre cuya raíz latina se acorta al conformar el nombre de su ión y su sal pasando de sulfr- a sulf-.
En cuanto a las sales binarias se realiza un proceso diferente

15.3 Nomenclatura sistemática

La nomenclatura sistemática para las sales es el mayor enredo que puede tener la IUPAC, y es en serio, pues hay por lo menos 4 modos de nombrarlas. Nosotros emplearemos siempre por sencillez las más fáciles, y para ello aplicamos unas categorías:

En caso de tratar con una sal estrictamente binaria se emplea la nomenclatura de adición. Tenga en cuenta que el prefijo mono solo se escribe para el nombre genérico, en este caso el que termina en -uro:

En caso de ser una forma ternaria emplearemos los nombres de los cationes inorgánicos sin los indicadores de carga, siguiendo la presente estructura. Tenga en cuenta en que este caso los prefijos mono nunca se escriben. Un detalle a tener en cuenta es la introducción del prefijo numeralis que indica que tanto se repite un anión completo. El prefijo numeralis comienza desde la segunda repetición “bis” y de allí en adelante se sigue de acuerdo a la tabla numeralis descrita en la sección las reglas de la nomenclatura sistemática. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario