lunes, 12 de enero de 2015

Estela

Estela



El xilema primario, el floema primario y la médula, si están presentes, forman un cilindro central llamado estela, la cual tiende a estar presente solo en los especímenes más jóvenes.
Figura 01. La estela es la forma desarrollada del procambium, en el cual el tejido del floema y el xilema primarios se han diferenciado, pero aun forman un anillo al rededor de la médula del tallo.
La forma más simple de una estela se llama protoestela, consiste en un núcleo sólido de tejidos vasculares en los que el floema rodea al xilema. En este punto aún no ha crecido el cambium vascular, por lo que ambos tejidos vasculares primarios aún se encuentran en contacto. Las protéstelas en especímenes adultos son comunes en plantas productoras de semillas primitivas que se encuentran extintas en la actualidad, aunque también pueden encontrarse en algunos helechos y en los licopodios.
Figura 01. Las estelas pueden organizarse de múltiples formas, pero en general el xilema "rojo" se organiza al interior y el floema "azul" hacia el exterior, esta tendencia se debe a que la mayoría de las plantas vasculares se organizan como la eustela, con islotes vasculares formando un anillo.

La mayoría de las plantas productoras de semilla en la actualidad poseen euestelas, en los que el xilema y floema primarios se encuentran separados de forma discreta por haces vasculares que funcionan como muros de diferenciación; así como por todo el xilema secundario.
Figura 02. Micrografia de una eustela con los islotes vasculares formando un anillo alrededor de la médula, en este caso no se ha formado el cambium vascular ni el xilema o floema secundarios. 
Las plantas con flor poseen cierta diversidad en la forma en que presentan sus tallos, por lo que a continuación describiremos sus diferencias principales.

Fuentes bibliográficas: (Stern et al., 2008).

No hay comentarios:

Publicar un comentario