sábado, 13 de diciembre de 2014

Datación absoluta

Datación absoluta



El siglo XX  emergió con una enorme pregunta para la geología ¿Cuánto tiempo habían durado las eras geológicas?

Algunos de los primeros intentos se basaron en la dendrocronología, este método desarrollado a principios del siglo XX por el astrónomo Estadounidense Andrew Ellicott Douglass (1867-1967) y se basa en los círculos concéntricos que se encuentran en los árboles (Douglass, 1909, 1919, 1920; Huntington, Schuchert, Douglass, & Kullmer, 1914). Cada circulo representa un ciclo anual, por lo que el grosor de laca circulo no solo representa el año, sino las condiciones ambientales como la lluvia en aquel año. Por lo general este tipo de datación absoluta –que permite asignar valores numéricos de ciclos anuales solares –solo va hasta unos cientos de años atrás, pero algunos árboles muy viejos han permitido asignar fechas a unos pocos miles de años.
 
Figura 01. Asignarles fechas a los estratos es el principal objetivo de la datación absoluta.
Otro método análogo a los anillos de hielo es la datación de los núcleos de hielo, sin embargo contar las capas de hielo probó ser una labor bastante compleja y solo se volvió efectiva a medida que la química y la física arrojaron nuevos métodos para el análisis de materiales en el siglo XX. Por ejemplo, en la actualidad los núcleos de hielo se emplean en combinación con los métodos de decaimiento radioactivo (Crozaz & Langway Jr, 1966; Parrenin, Jouzel, Waelbroeck, Ritz, & Barnola, 2001).

Por mucho, la metodología que ha abierto las puertas al conteo absoluto del tiempo fue la datación radiométrica. Aunque para entonces la mayoría de la comunidad científica de geólogos y paleontólogos ya había aceptado la noción de un planeta antiguo, nadie tenía un método que en verdad fuera absoluto, de hecho, el propio decaimiento radioactivo había desviado las mediciones de Lord Kelvin arrojando valores de una Tierra más joven de lo que era (Burchfield, 1975).
Figura 02. Bertram Borden Boltwood.
La datación radioactiva surgió en paralelo a los métodos anteriores, es decir durante la primera década del siglo XX de la mano de Bertram Borden Boltwood (1870-1927), un físico de la universidad de Yale y perteneciente al grupo de investigación de Rutherford. Fue el primero en determinar el producto de desintegración del uranio (el plomo) y bajo la guía de Rutherford realizó las primeras dataciones por el método del Uranio-Plomo (Boltwood, 1907; Holmes, 1911).

A continuación indagaremos con mayor profundidad a cerca de los métodos de datación absoluta basados en la física, especialmente la datación radiométrica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario