lunes, 22 de septiembre de 2014

Moral y ética del VIH pediátrico

Moral y ética del VIH pediátrico



Sea cual sea el designado de Dios, lo que sí se puede reprochar moralmente es la afirmación de que el VIH surge como producto de su ira, especialmente cuando son los niños los que experimentan este mal a un nivel tan cruel.

El VIH es producto de procesos naturales –de hecho el modus operandi de la selección natural negativa es arrasar con las crías de cualquier especie –y la irresponsabilidad humana durante la era de los impeerios coloniales, y como seres humanos debemos asumir la responsabilidad de su tratamiento.

La pediatría es la rama de la medicina que se encarga de estudiar las enfermedades de los infantes, y la subespecialidad del VIH pediátrico se ha convertido en un área de mayor avance en la reducción de la morbilidad y virulencia, hasta el punto de casi detener las infecciones verticales.

La diseminación de los métodos de control pediátrico de mujeres en embarazo es solo el segundo lugar de los esfuerzos para el control y erradicación del VIH, la primera sigue siendo la búsqueda de una vacuna efectiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario