domingo, 14 de septiembre de 2014

El estado nación, la sanidad pública y las infecciones de transmisión sexual

El estado nación, la sanidad pública y las infecciones de transmisión sexual



El concepto del estado nación conllevó a la estandarización y regularización de los servicios públicos, entre ellos los cuidados sanitarios necesarios para construir una base poblacional fuerte para enfrentar los desafíos de la industrialización y mucho más importante, el nuevo concepto de guerra total.

En este contexto incrementar la sanidad de los ciudadanos para tener más riqueza y más poder militar requirió mayor investigación en la medicina, y en base a esto las infecciones de transmisión sexual comenzaron a ser estudiadas con mayor rigurosidad.
 
Figura 01. Parent Duchatelet
Parent Duchatelet “1790-1836” fue un pionero en la nueva rama de la medicina que estudia como las enfermedades afectan a poblaciones general y no exclusivamente a los individuos, esta rama recibe el nombre de epidemiología.

Uno de los primeros mecanismos de recolección de información estadística fue la tabulación de la autopsia de las prostitutas, así como información relativa a su lugar de origen y sus prácticas de trabajo.

Los resultados lo llevaron a concluir que múltiples enfermedades relacionadas con el tracto reproductivo eran más prevalentes en las prostitutas que en otras mujeres como la gonorrea, la escabiosis, los papilomas uterinos y la sífilis. Este fue el inicio de numerosos estudios seminales sobre la epidemiologia y la sociedad centrado en las mujeres, la prostitución y las infecciones de transmisión sexual.



Figura 02. La Sociedad Real de Londres ha sido una de las comunidades científicas mas prestigiosas de la historia de las ciencias modernas, su asignación de una comisión de investigadores específica a las Infecciones de Transmisión Sexual en medio de la Gran Guerra Mundial (1916) cuando se supone que todos los esfuerzos del imperio estaban abocados a la guerra demuestran lo apremiante que se había convertido el asunto, después de todo son los ejércitos en marcha los mejores vectores para pandemias infecciosas.

Estos estudios fueron realizados por Flexer en 1914 y la Sociedad Real por una comisión específica para el estudio de las infecciones de transmisión sexual en 1916. En base a estos descubrimientos se hizo evidente la necesidad de plantear políticas imperiales sobre las ITSs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario