sábado, 9 de agosto de 2014

12 NACIMIENTO Y MUERTE DE UN ÓVULO

Cuando estudiamos la espermatogénesis y la ovogénesis tenemos la mala tendencia de desconectar lo que sucede de los órganos que lo permiten, lo que nos sucede para la producción de espermatozoides también es cierto para la producción de óvulos. La producción de óvulos es marcadamente diferente a la de espermatozoides en cuanto a la fisiología del órgano involucrado. El óvulo no posee estructuras tubulares en donde se críen los óvulos como sucede con los espermatozoides.

De hecho, lo que tiene el ovario es una serie de huevecillos inmaduros llamados folículos, los folículos poseen en su interior una población celular que incluye no solo al óvulo inmaduro, también otras células involucradas con la producción hormonal.

Referencias básicas: (Alberts et al., 2015; Belk & Maier, 2013; Goodenough & McGuire, 2012; Griffiths, Wessler, Lewontin, & Carroll, 2007; Hoefnagels, 2015; Karp, 2013; Klug, Cummings, Spencer, & Palladino, 2012; Lieberman & Rice, 2014; Mackean & Hayward, 2014; Mader & Windelspecht, 2015, 2018; Mader, 2010; Mason, Losos, Singer, & Raven, 2014; Nussbaum, McInnes, Willard, & Hamosh, 2007; Pierce, 2005; Pollard, Earnshaw, Lippincott-Schwartz, & Johnson, 2017; Reece et al., 2014; Rhoades & Bell, 2013; Sadava, Berenbaum, & Hillis, 2014; Sadler, 2012; Simon, Reece, & Dickey, 2013; Solomon, Martin, Martin, & Berg, 2014; Starr, Evers, & Starr, 2013; Weaver, 2012)

12.1 Nacimiento de los óvulos

Los folículos son la zona  que permite el desarrollo de los ovocitos primarios, y la foliculogénesis es el proceso de desarrollo y maduración de los folículos. Se asemejan a huevos que contienen una serie de células que incluyen al óvulo. Durante su desarrollo los folículos pueden presentarse en alguno de los siguientes estados: descansando y listos para ovular. Durante cada ciclo menstrual, los ovarios producen una pequeña cohorte de folículos en crecimiento y cada uno posee un óvulo en desarrollo.

Corte histológico mostrando un folículo en formación, son estructuras extremadamente simétricas semejantes a un embrión. lo que vemos aquí es un folículo terciario.

12.1.1 Maduración de un óvulo involucra la muerte de otros

Del grupo de folículos en desarrollo, solo el más fuerte completa su proceso de crecimiento hasta liberar el óvulo, los demás son eliminados siendo inducidos a la atresia folicular “muerte del sistema folículo ovocito”. De toda la cohorte solo uno folículo logra desarrollarse emergiendo como el folículo dominante, el cual ovula liberando un ovulo maduro el cual aún no ha pasado por todas las etapas de la meiosis ovular.

Durante las etapas iniciales de la foliculogénesis, se activas varios folículos primordiales, pero a medida que se avanza hacia los folículos primarios la cantidad desciende, cuando se llega al folículo secundario en cada menstruación normal solo sobrevive uno, haciendo de esto un ejemplo de evolución darwiniana por competencia intraespecífica, solo el folículo más fuerte logra su desarrollo.

12.1.2 Folículos primordiales

Los folículos primordiales son aquellas que se encuentran como reserve de óvulos a lo largo de la vida de la hembra y generalmente se considera que se encuentran en un estado de no crecimiento. La cantidad de folículos se pierde paulatinamente a lo largo de la vida del individuo femenino y para la menopausia, los ovarios están esencialmente secos de folículos. Los folículos primordiales se encuentran localizados en la corteza de los ovarios en su región periférica.

Los folículos primordiales son la reserva ovárica de la mujer, en su interior se encuentra todos los óvulos, uno por folículo. En cada ciclo menstrual un grupo de estos es activado de forma independiente a las gonadotrofinas, pero su desarrollo ulterior es dependiente de ellas.

12.1.3 La formación del folículo primario

La progresión desde los folículos primordiales a la siguiente etapa del desarrollo folicular “folículo primario” se da de manera relativamente constante desde el feto, la etapa juvenil, la prepuber y la adulta. Lo anterior implica que la formación del folículo primario es independiente de las gonadotropinas neuronales, sin embargo sin estas hormonas es imposible que un folículo pueda madurar a las etapas posteriores de desarrollo. Una vez que un folículo primario deja la zona de almacenamiento deberá o seguir su desarrollo hasta la ovulación, o inducido a la atresia.

Modelo y corte histológico representando el folículo primario. El folículo primario es más grande que el folículo primordial,  la capa de células granulosas debajo de la membrana basal se hace más prominente y aparece una estructura que acomapañará al óvulo por todo su viaje llamada zona pellucida. En el ovocito puede observarse su bien formado núcleo. Los óvulos liberados no se liberan de acompañantes después de ovular, pues una capa de células granulosas se especializa para regular el desarrollo del ovocito. Adicionalmente se desarrolla una capa semitransparente que media la comunicación entre las células granulosas y el ovocito en desarrollo. Esta membrana es conocida como zona pellucida. La estructura completa se denomina primer estado del desarrollo folicular. En las siguientes dos etapas del desarrollo folicular, las células granulosas se desarrollan y especializan.

12.1.4 El folículo secundario

El folículo en la etapa secundaria de su desarrollo ya está solo, su crecimiento se debe principalmente al crecimiento de las células de la capa granulosa, formando de este modo varias capas. A medida que el folículo va creciendo, las células granulosas próximas a la membrana basal se diferencian  en dos capas denominadas teca, una la capa de teca interna y la otra es la teca externa. Las células de la capa teca median con los vasos sanguíneos, linfáticos y nervios.

12.1.5 El folículo terciario

Las células de la teca interna eventualmente se hacen planas, conformando una especie de epitelio escamoso y se especializan en la producción de hormonas esteroides. Las células granulosas adquieren receptores para ser activadas por medio de la hormona folículoestimulante y empiezan a producir pequeñas cantidades de estrógenos. Las células de la teca externa permanecen como fibroblastos y proveen un soporte estructural al folículo en desarrollo. El desarrollo más allá del folículo primario es dependiente de la presencia de la activación de los receptores de gonadotrofinas, inicia con la menarquia en la pubertad y termina con la menopausia al final de la edad reproductiva.

A medida que el folículo sigue creciendo, las células de la teca externa se expanden dejando abiertas cavidades llenas de fluido llamados antro al interior de las células granulosas. Una vez se ha formado el antro, el folículo ha ingresado en la etapa terciaria de su desarrollo. La hormona critica responsable de la progresión preantral y antral de un folículo es precisamente la hormona folículo estimulante. La hormona folículoestimulante induce la mitosis de las células granulosas. A medida que el número de células granulosas se incrementa, la producción de estrógenos, la capacidad de ser estimuladas por la hormona folículoestimulante, el tamaño del folículo y el volumen de fluido folicular también se incrementan.

12.1.6 El folículo de Graaf

A medida que el antro se hace más grande, el ovocito  es empujado a la periferia del folículo, en este estado de desarrollo se lo denomina folículo de Graaf o folículo ovárico. Tres compartimentos diferentes de células granulosas son evidentes en un folículo de Graaf. Las células granulosas que rodean al ovocito se denominan cumulus grabulosa. Las células que se alinean formando el marco del antro se denominan granulosas antrales. Las células que se encuentran en contacto con las células teca se denominan granulosas del muro.

En la microfografía anterior podemos observar un folículo secundario a la izquierda y el folículo de Graaf a la derecha. Las granulosas del muro y las granulosas del antro son más activas en la producción de estrógenos que las granulosas del cúmulo ovárico. Adicionalmente a la producción de hormonas endocrinas, los folículos de Graaf poseen un microambiente único, pues el líquido del antro posee diferentes concentraciones de hormonas de la pituitaria, esteroides, péptidos y factores de crecimiento. El fluido del antro puede tener concentraciones de 100 a 1000 veces más altas de estas hormonas que la sangre. El destino del folículo de Graaf está marcado por un evento determinante en su vida y es la ovulación, proceso por el cual el óvulo es liberado del folículo y del ovario mismo. El destino del óvulo normalmente se encuentra en las trompas de Falopio. Sin embargo, el folículo descartado no se degrada inmediatamente, en su lugar sigue una progresión subsecuente que lo transforma en el cuerpo lúteo. El destino del cuerpo lúteo está enlazado al del óvulo, si este no es fecundado el cuerpo lúteo de degrada rápidamente, pero su se da la gestación la vida del cuerpo lúteo se puede prolongar hasta el tercer mes de embarazo.

Referencias básicas: (Alberts et al., 2015; Belk & Maier, 2013; Goodenough & McGuire, 2012; Griffiths, Wessler, Lewontin, & Carroll, 2007; Hoefnagels, 2015; Karp, 2013; Klug, Cummings, Spencer, & Palladino, 2012; Lieberman & Rice, 2014; Mackean & Hayward, 2014; Mader & Windelspecht, 2015, 2018; Mader, 2010; Mason, Losos, Singer, & Raven, 2014; Nussbaum, McInnes, Willard, & Hamosh, 2007; Pierce, 2005; Pollard, Earnshaw, Lippincott-Schwartz, & Johnson, 2017; Reece et al., 2014; Rhoades & Bell, 2013; Sadava, Berenbaum, & Hillis, 2014; Sadler, 2012; Simon, Reece, & Dickey, 2013; Solomon, Martin, Martin, & Berg, 2014; Starr, Evers, & Starr, 2013; Weaver, 2012)

12.2 La muerte de los óvulos

La degeneración de un folículo al interior del ovario se denomina atresia y es caracterizada por la destrucción del ovocito y las células granulosas. La atresia es un proceso continuo y puede ocurrir en cualquier etapa del desarrollo folicular. Durante la vida de una mujer aproximadamente entre 400 y 500 folículos logran llegar a la ovulación. Esta puede parecer una cifra impresionante, pero en comparación con los 1 o dos millones de folículos primordiales con los que la mujer nace se hace evidente algo, la mayoría de los folículos pasan por la atresia y solo unos pocos logran llegar a la ovulación.

La causa de la atresia  es probablemente la carencia de gonadotropinas que soporten el crecimiento folicular. Por ejemplo, al inicio del ciclo menstrual una gran cantidad de folículos son seleccionados para el crecimiento a folículo secundario, pero solo uno llamado “Folículo Dominante” logra ovular. Debido a que el folículo dominante posee una fuente de sangre preferencial, adquiere una mayor cantidad de hormona folículoestimulante y hormona luteinizante. Otras razones para la atresia es que los folículos no expresan suficientes receptores para las gonadotropinas o la incapacidad de las células teca y/o granulosas de llevar a cabo la síntesis de esteroides hasta el estradiol.

Durante el proceso de la atresia, las células granulosas son inducidas a la apoptosis, y/o el ovocito es inducido a una pseudomaduración. Durante las primeras etapas de la pseudomaduración, la membrana nuclear se desintegra, la cromatina se condensa y los cromosomas se agrupan como si fueran a ir a la metafase. El término pseudomaduración se designa debido a que estos ovocitos no son capaces de ser fertilizados exitosamente aun cuando puedan ser ovulados. Durante la atresia de los folículos las células teca llevan a cabo una hiperplasia e hipertrofia y pueden permanecer como una inflamación folicular por un periodo de tiempo prolongado.

Referencias básicas: (Alberts et al., 2015; Belk & Maier, 2013; Goodenough & McGuire, 2012; Griffiths, Wessler, Lewontin, & Carroll, 2007; Hoefnagels, 2015; Karp, 2013; Klug, Cummings, Spencer, & Palladino, 2012; Lieberman & Rice, 2014; Mackean & Hayward, 2014; Mader & Windelspecht, 2015, 2018; Mader, 2010; Mason, Losos, Singer, & Raven, 2014; Nussbaum, McInnes, Willard, & Hamosh, 2007; Pierce, 2005; Pollard, Earnshaw, Lippincott-Schwartz, & Johnson, 2017; Reece et al., 2014; Rhoades & Bell, 2013; Sadava, Berenbaum, & Hillis, 2014; Sadler, 2012; Simon, Reece, & Dickey, 2013; Solomon, Martin, Martin, & Berg, 2014; Starr, Evers, & Starr, 2013; Weaver, 2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario