sábado, 26 de julio de 2014

2 INTRODUCCIÓN AL SISTEMA REPRODUCTOR MASCULINO HUMANO

La función general del sistema reproductor masculino es la producción de espermatozoides y su transporte hacia el sistema reproductor femenino. Los testículos producen los gametos masculinos maduros denominados espermatozoides a través del proceso de espermatogénesis. La función de los espermatozoides es aportar la otra mitad de los cromosomas al óvulo y por dar inicio a la fase diploide del ciclo de vida de un mamífero.

Los dos procesos que prosiguen a la fecundación del óvulo son el desarrollo embrionario y el desarrollo fetal. En esta serie de artículos nos enfocaremos específicamente en la anatomía y función del sistema reproductor en el hombre. La parte principal del sistema reproductor de los machos vertebrados y por lo tanto en el hombre son los testículos, los cuales no solo producen espermatozoides, también se encargan de la producción de hormonas esteroides, por lo que también hacen parte del sistema endocrino.

(Alberts et al., 2015; Belk & Maier, 2013; Goodenough & McGuire, 2012; Griffiths, Wessler, Lewontin, & Carroll, 2007; Hoefnagels, 2015; Karp, 2013; Klug, Cummings, Spencer, & Palladino, 2012; Lieberman & Rice, 2014; Mackean & Hayward, 2014; Mader & Windelspecht, 2015, 2018; Mader, 2010; Mason, Losos, Singer, & Raven, 2014; Nussbaum, McInnes, Willard, & Hamosh, 2007; Pierce, 2005; Pollard, Earnshaw, Lippincott-Schwartz, & Johnson, 2017; Reece et al., 2014; Rhoades & Bell, 2013; Sadava, Berenbaum, & Hillis, 2014; Sadler, 2012; Simon, Reece, & Dickey, 2013; Solomon, Martin, Martin, & Berg, 2014; Starr, Evers, & Starr, 2013; Weaver, 2012)

2.1 Hormonas

El sistema reproductor masculino no solo involucra las gónadas, de hecho quien lo gobierna todo es el cerebro, este se conecta a las gónadas mediante el sistema circulatorio y el sistema endocrino, es por esto que los componentes del sistema reproductor son: Los centros nerviosos cerebrales que controlan la liberación por parte de a glándula pituitaria de hormonas, así como el comportamiento sexual de los individuos. Las gónadas las cuales producen el semen y una serie de hormonas las cuales van a retroalimentar los centros nerviosos y a otras glándulas como la pituitaria y los testículos. Los ductos que almacena y transporta el semen. Las glándulas accesorias que mantienen viable al semen en espera de ser liberado. El hipotálamo, una región del cerebro que se caracteriza por regular los sistemas más básicos del cuerpo “y también los que son evolutivamente más antiguos” procesa información externa del medioambiente así como información interna del desarrollo fisiológico.

Para eso segrega neurotransmisores hormonales. Un neurotransmisor hormonal es una sustancia que posee un efecto hormonal y un efecto como neurotransmisor afectando  diferentes tejidos incluyendo al sistema nervioso. Para el caso del desarrollo sexual la sustancia en cuestión es la hormona de liberación de gonadotropina del hipotálamo, conocida por sus siglas en inglés GnRH. La GnRH se mueve a través del sistema porta del hipotálamo-pituitaria y estimula la secreción de la hormona luteinizante “LH en inglés” y de la hormona folículo estimulante “FSH” por medio de las gonadotrofinas de la pituitaria anterior. Cabe anotar que tanto la hormona luteinizante, la hormona folículoestimulante, la gonadotropina corónica y la gonadotropina del hipotálamo se conocen como gonadotropinas en sentido general. 

La hormona luteinizante se une a los receptores de Leydig y la hormona folículo estimulante  se une a los receptores de Sertoli.

Las células que poseen los receptores de Leydig son llamadas células de Leydig y residen en el intersticio de los testículos, entre los túbulos seminíferos produciendo la testosterona.

Las células de Sertoli se encuentran localizadas en el interior de los túbulos seminíferos, y ellas son las que se encargan de guiar la espermatogénesis, así como de la producción de otras sustancias como el estradiol.

La testosterona hace parte de una clase de hormonas esteroides denominadas andrógenos “creadoras de masculinidad” que hacen justo lo que significa su nombre en griego, crear masculinidad fisiológica. Llevan a cabo funciones múltiples incluyendo la retroalimentación hacia el hipotálamo y la pituitaria para evitar una sobreproducción, estimular la espermatogénesis, regular el comportamiento incluyendo el comportamiento sexual, creación y mantenimiento de las características sexuales secundarias que en el caso del hombre incluye la acumulación de masa muscular y la producción de bello facial. Las células de Sertoli también se encargan de producir hormonas de glicoproteínas como la inhibina la activina y la folistatina que retroalimenta la producción de la hormona folículo estimulante “FSH”.


(Alberts et al., 2015; Belk & Maier, 2013; Goodenough & McGuire, 2012; Griffiths, Wessler, Lewontin, & Carroll, 2007; Hoefnagels, 2015; Karp, 2013; Klug, Cummings, Spencer, & Palladino, 2012; Lieberman & Rice, 2014; Mackean & Hayward, 2014; Mader & Windelspecht, 2015, 2018; Mader, 2010; Mason, Losos, Singer, & Raven, 2014; Nussbaum, McInnes, Willard, & Hamosh, 2007; Pierce, 2005; Pollard, Earnshaw, Lippincott-Schwartz, & Johnson, 2017; Reece et al., 2014; Rhoades & Bell, 2013; Sadava, Berenbaum, & Hillis, 2014; Sadler, 2012; Simon, Reece, & Dickey, 2013; Solomon, Martin, Martin, & Berg, 2014; Starr, Evers, & Starr, 2013; Weaver, 2012)

2.2 Órganos

El sistema de ductos que  transporta el semen desde los testículos hasta el exterior a través del pene incluyen el epidídimo, los vasos deferentes y la uretra. Los espermatozoides al interior del semen al igual que los de la gran mayoría de los animales son flagelados, por lo que pueden moverse por sí mismos estimulados por hormonas “en el sistema reproductor femenino” o por corrientes de presión muscular “durante la eyaculación”. 

La maduración de los espermatozoides ocurre en el epidídimo y los casos deferentes. Son transportados a través de la uretra a través del pene y finalmente son expulsados durante la eyaculación. Las estructuras accesorias del sistema reproductivo masculino incluyen la próstata, las vesículas seminales u las glándulas bulbouretrales. Estas glándulas contribuyen con varios de los constituyentes del líquido seminal que son necesarios para mantener a los espermatozoides activos y con vida.


(Alberts et al., 2015; Belk & Maier, 2013; Goodenough & McGuire, 2012; Griffiths, Wessler, Lewontin, & Carroll, 2007; Hoefnagels, 2015; Karp, 2013; Klug, Cummings, Spencer, & Palladino, 2012; Lieberman & Rice, 2014; Mackean & Hayward, 2014; Mader & Windelspecht, 2015, 2018; Mader, 2010; Mason, Losos, Singer, & Raven, 2014; Nussbaum, McInnes, Willard, & Hamosh, 2007; Pierce, 2005; Pollard, Earnshaw, Lippincott-Schwartz, & Johnson, 2017; Reece et al., 2014; Rhoades & Bell, 2013; Sadava, Berenbaum, & Hillis, 2014; Sadler, 2012; Simon, Reece, & Dickey, 2013; Solomon, Martin, Martin, & Berg, 2014; Starr, Evers, & Starr, 2013; Weaver, 2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario