domingo, 1 de junio de 2014

Los genios estadísticos en la teoría de la evolución, Ronald Fisher

Los genios estadísticos en la teoría de la evolución, Ronald Fisher



Cuando uno hace referencia al núcleo fuerte de la teoría moderna de la evolución no se hace referencia a la selección natural o a Darwin, sino a la genética de poblaciones y a tres autores que han caído en el olvido de la transposición didáctica, pero sin los cuales es absolutamente imposible entender lo que sucedió después de Morgan y su libro de 1916.

El primer autor es Ronald Fisher “1890-1962” quién trabajoó específicamente en poblaciones de vegetales. El punto de su investigación puede distinguirse en dos líneas, la primera hace referencia a la medida de la variación entre los diferentes rasgos de un carácter. Para esta fecha ya era obvio que los caracteres reales NO eran mendelianos, es decir, poseían una herencia continua de muchos rasgos “no dos, como en la simplificación mendeliana”.
 
Figura 01. Ejemplo de herencia continua, justo el tipo de herencia que la teoria básica mendeliana es incapaz de explicar a menos que se le adicionen otros conceptos como los polimorfismos. 
De hecho la variación era enorme y difícil de distinguir porque los cambios son graduales, un factor muy común de los caracteres de herencia continua. Los métodos estadísticos de Fisher se desarrollaron para poder estudiar este tipo de variación compleja. La segunda línea tenía que ver con el diseño experimental, donde aplicó lo aprendido en el estudio de la variabilidad “varianza” al diseño de experimentos.
Figura 02. Fórmula de la chi cuadrado calculada.
Este trabajo le convirtió en la máxima autoridad en el diseño experimental, y de hecho su trabajo sobre métodos estadísticos para distinguir la varianza y la similitud se emplean hoy en áreas como la economía, la física o la ingeniera. Algunos ejemplos son la integración de la distribución de Chi cuadrado de Pearson, la distribución de T “student” de William Gosset y su propia distribución z “más conocida actualmente como la F de Fisher.

No hay comentarios:

Publicar un comentario