lunes, 2 de junio de 2014

La teoría genética de la Selección Natural de Fisher

La teoría genética de la Selección Natural de Fisher



El trabajo fundacional de Fisher sobre la Teoría de la Evolución fue un libro llamado La teoría genética de la Selección Natural, donde el autor expone varios principios que son ahora lineamientos básicos de la teoría moderna de la evolución.

Entre otros aportes caben señalar la demostración de que las macromutaciones tienden a disminuir la aptitud de supervivencia de los individuos, mientras que las micromutaciones no tienen un impacto tan perjudicial en caso de ser deletéreas. Evidentemente son tendencias estadísticas, por lo que pueden encontrarse excepciones.
 
Figura 01. Ecología, poblaciones, genética y evolución, una vez que se va mas allá de Morgan, estos temas se convierten en uno solo, en una síntesis que da coherencia, por lo que se le denominará en los años venideros, la Teoría Sintética de la Evolución.
Los métodos estadísticos de conteo de alelos en una población para diferentes rasgos y su conexión con las teorías de la Ecología, esto gracias a la colaboración de Fisher con ecólogos influyentes como Edmund Brisco Ford “1901-1988”.
Figura 02. Edmund Brisco Ford, uno de los primeros ecólogos en buscar los efectos de la selección natural en el campo.
Ford fue el ecólogo que lideró el proyecto de investigación que buscaba medir el efecto de la selección natural en el campo. Su colaboración con Fisher llevó a la conclusión de que la Selección Natural tenía un impacto mucho más fuerte sobre la genética de una población de lo que se había pensado con anterioridad.

Fisher también se le acredita por el concepto de Vigor Híbrido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario