domingo, 22 de junio de 2014

Compensación de dosis en la duplicación genética

Compensación de dosis en la duplicación genética



Perder un gen puede ser peligroso, por ejemplo digamos que el gen A es vital para la producción de una enzima relacionada con el transporte de electrones y oxígeno en el metabolismo.
Figura 1. Este es el destino mas común para los genes duplicados, mientras que un locus es activo y evita que el individuo muera, con las generaciones el otro locus acumula mutaciones hasta perderse en el caos del ADN no codificante. Aun así, con las adecuadas técnicas de secuenciación es posible encontrar los rastros de estos genes perdidos o pseudogenes.

Si dicho gen se perdiera por mutaciones del tipo SNP o por epialteraciones como el cambio de las histonas o la metilación del  ADN entonces el organismo podría verse en graves riesgos de morir por defectos energéticos.

Un gen duplicado permite que aun cuando uno de los nuevos loci se pierda, el locus ancestral –o el nuevo –seguirá funcionando, de forma tal que el organismo portador del locus alterado no sufre daños en sus sistemas metabólicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario