sábado, 26 de abril de 2014

La genética y las poblaciones

La genética y las poblaciones



Tres historias que surgen en el siglo XIX que aparentemente no tienen nada que ver, al pasar hacia el siglo XX se combinan para dar lugar a lo que conocemos como la Teoría Sintética de la Evolución.  Es por esta razón que es completamente injusto reducir la teoría de la evolución a los trabajos de Darwin.

Me explico, durante la primera década del siglo XX y mucho antes muchos dudaban del estatuto epistemológico de la biología como un campo del conocimiento científico, de hecho físicos tan prominentes como Ernest Rutherford lo expresaban muy en público. De él se tiene de hecho una cita particularmente hiriente para cualquier químico o biólogo: “La ciencia o es física o filatelia”
Figura 01. Rutherford es un físico aclamado por su modelo del átomo, el cual es el ícono del átomo para todo el mundo. Probablemente también fuera alguien conocido por no tener pelos en la lengua.
Evidentemente las primeras argumentaciones sobre evolución se basaron en las colecciones naturales hechas por la edad de la exploración, el mismo Darwin era un explorador coleccionista. Pero como veremos en la siguiente serie de artículos, el desarrollo previo a la Teoría Sintética de la Evolución TSE  requirió de una matematización de la biología a tal punto, que serían biólogos los que crearían la estadística moderna como Ronald Fisher "1890-1962".
Figura 02. Un adulto y un joven Ronald Fisher. No creo que exista un solo ingeniero que no hubiera resuelto una tabla ANOVA, pero pocos saben que esas herramientas fueron creadas para el estudio de la biología o que fueran parte fundamental de la construcción de la Teoría Sintética de la Evolución.

Las primeras dos historias en converger son precisamente los dos frentes de la biología que se matematizaron primero, la genética clásica y la dinámica de las poblaciones, esto daría inicio a lo que se denomina, la genética de las poblaciones.

Los primeros trabajos sobre genética de poblaciones son evidentemente los trabajos de Morgan realizados entre 1910-1916 sobre la mosca de la fruta, ya que involucraban a una gran cantidad de individuos a lo largo de un cierto periodo de tiempo. Sin embargo este campo solo florecería después de que el expusiera algunos de sus resultados después de 1916.

Una vez que la biología se matematiza obtiene mucho del rigor de una ciencia Dura como la física y al mismo tiempo, nace la teoría de la evolución moderna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario