sábado, 19 de abril de 2014

La confusión de los idiomas

La confusión de los idiomas


Cuando dices la palabra lobo viene a la mente la imagen arquetípica de un mamífero carnívoro semejante a un perro. Pero esta acción solo es posible con aquellas personas que comparten tú mismo marco de referencia, en este caso tú mismo idioma.
 
Figura 01. Adivina adivinador el nombre de este temible cazador.
¿Qué pasaría si mencionaran la palabra wolf, loup, ulv, volk, lupo, u ookami?

Ninguna de estas palabras posee significado para un hispanoparlante, es decir para alguien que solo habla español, pero todas ellas significan lobo.

¿Cómo resolvemos la confusión de las lenguas?

Históricamente siempre se han dado dos soluciones, la solución militar y la solución de acuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario