martes, 15 de abril de 2014

Haeckel y los embriones

Haeckel y los embriones


Ernst Haeckel “1834-1919” fue uno de los más grandes biólogos del siglo XIX y también uno de los más controversiales. De nacionalidad pruso-alemana fue quien llevó el pensamiento de Darwin a los germanoparlantes. A él  se le deben términos como el de Filum y Ecología.

En términos teóricos podemos definir que Haeckel estaba más cercano a la primera teoría de la evolución, ya que aceptaba muchos de los mecanismos lamarkianos o de herencia blanda que en el neodarwinismo quedan proscritos experimentalmente.
Figura 01. El árbol filogenético de Ernst Haeckel un se encuentra influido por las ideas de la escala natural.
En cualquier caso con Hackel podemos ver que las ideas de la escala natural aún seguían persistentemente incrustadas en el pensamiento de los biólogos posteriores a Darwin, y esto se puede ver claramente en su árbol filogenético-taxonómico en el cual en la copa está el hombre y en la base están los seres vivos unicelulares.

Es decir la tendencia de la Escala Natural de poner en la base lo que se considera menos perfecto y en la copa lo más perfecto, aunque en el camino se observen las ramificaciones que proponía Darwin.
 
Figura 02. Los embriones de Haeckel, son bastante polémicos debido a que no son del todo exactos, aunque algunas diferencias solo se notan si tienes ojo de experto.
El proceso aleatorio no fue tomado en cuenta por Haeckel quien pesaba que la evolución procedía por un camino de complejización inexorable.
 
Figura 03. Esto no es un ser humano, ni se le deben dar derechos civiles propios de un ciudadano, si no le gusta, pues de malas, porque es un elefante en estado embrionario. Aun cuando los dibujos de Haeckel tienen varias licencias artísticas las fotos de los embriones nos revelan la misma idea. En el nivel embrionario los animales son muy semejantes.
También vale la pena mencionar que el impulsó la integración de la embriología con la teoría evolutiva con su propia teoría de la recapitulación, en la cual se proponía que la ontogenia “desarrollo embrionario” resume la filogenia “desarrollo evolutivo”.
 
Figura 04. Embrión de delfín, puede notarse que embrionariamente los delfines forman extremidades traseras, las cuales se retraen con el tiempo. Sin embargo algunos individuos fallan en eliminarlas.
Aunque tal ley junto con varios detalles de sus dibujos están desacreditados hoy en día, algunos detalles de esta sin se han confirmado, por ejemplo la presencia de rasgos arcaicos en el desarrollo embrionario.
Figura 05. Un delfín con extremidades posteriores no es común ya que los cetáceos los perdieron en el curso de su evolución. Al igual que la cola humana, el potencial para formar esas estructuras sigue almacenado en el genoma suprimido por ciertos genes, aunque algunas veces fallan. Cuando un carácter perdido evolutivamente regresa de este modo se lo denomina rasgo atávico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario