miércoles, 16 de abril de 2014

El epitelio como tejido secretor

El epitelio como tejido secretor
El epitelio como tejido secretor



Los epitelios generalmente segregan sustancias semejantes a la matriz extraceluolar, pero con diferentes funciones. El fluido generalmente sirve para lubricar la superficie externa de las células en contacto con el ambiente externo.
 
Figura 01. El plegamiento señalado en la imagen muestra la posición de una glándula exócrina.
Figura 01. El plegamiento señalado en la imagen muestra la posición de una glándula exócrina.
Este fluido también se emplea para lubricar, como es el caso del tracto gastrointestinal, donde los fluidos de epitelio gástrico ayudan a que los alimentos se muevan con mayor facilidad sin lastimarlos.
 
Figura 02. Modelos de varios tipos de plegamiento glandular de un epitelio monoestratificado.
Figura 02. Modelos de varios tipos de plegamiento glandular de un epitelio monoestratificado.
Dependiendo del contenido químico, los fluidos segregados por los epitelios pueden tener múltiples propiedades, sin embargo los fluidos más especializados son generados cuando el epitelio cambia de forma.
 
Figura 03. En ocasiones los conductos glandulares no pueden verse, y lo que se evidencia al microscopio son las bolsas de la glándula.
Cuando el epitelio se arruga forma bolsitas en la superficie, esas bolsitas permiten la concentración química de sustancias que son luego liberadas. Cuando los epitelios forman estas bolsas se los denomina epitelio glandular, y a las bolsas de epitelio se las llama específicamente glándulas.
 
Figura 04. En otras se puede ver claramente el conducto de salida de la glándula (D).
Figura 04. En otras se puede ver claramente el conducto de salida de la glándula (D).
Si la glándula segrega su contenido directamente se la denomina glándula exocrina, pero si descarga en la sangre de la denomina endocrina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario