viernes, 18 de abril de 2014

Cosmos, una odisea espacial 6. Opinión


Cosmos, una odisea espacial 6. Opinión


Profundo, profundo y aún más profundo.

El capítulo va desde la biología de una gota de rocío, a la química de los sentidos, hasta la física del Bigbang. Aunque puedo entender que el tema en cuestión era sumergirse en los niveles de complejidad, aun así sentí que los temas se manejaron de forma un poco superficial.
 
Figura 01. La nave de la imaginación en un sistema microecológico.
Los niveles de complejidad se manejaron de arriba hacia abajo. Primero el nivel del ecosistema de una gota de rocío, mencionando también algunos aspectos de la química del agua de una gota de rocío.

Luego pasando al nivel de los individuos como los tardígrados, los seres vivos más resistentes que conocemos, incluso más que las bacterias, pues estos humildes familiares de los artrópodos son capaces de sobrevivir en el vacío del espacio exterior.
 
Figura 02. Algunos momentos importantes del capítulo. 
Posteriormente vamos más profundo a la escala celular, en términos de las células vegetales. Esta es la sección que menos me gustó del capítulo, no solo por el hecho de la pobre descripción de la organización celular, la no descripción de la organización del cloroplasto; sino por el hecho de emplear una analogía de una fábrica a la hora de representar a las moléculas que hacen posible a la fotosíntesis.

Hubiera sido mejor que la representasen igual que representaron al nivel químico, con esferas daltonianas con una estructura interna que requerida los átomos de Rutherford, en lugar de expresar a este cuerpo complejo de moléculas como máquinas de metal y remaches. Esto es porque a partir de las analogías pueden construirse razonamientos muy diferentes. La analogía de la máquina facilita el razonamiento del diseñador, mientras que un conjunto de átomos organizados en una molécula son más fáciles de entender en términos de auto-organización por las interacciones entre sus átomos.
Figura 03. Los héroes de la ciencia elegidos en esta oportunidad fueron Tales de Mileto y Demócrito. Ambos relacionados con el despertar del naturalismo metodológico como metodología de la filosofía natural.

Otro aspecto que no me gustó del capítulo fue que en el nivel de complejidad de lo biológico no se reconstruyera la historia de algún historiador natural famoso, como Darwin, van Leeuwenhoek, o el mismo Hooke.

Después de esta primera mitad dedicada a los niveles de complejidad de lo biológico, pasamos a los niveles de complejidad de lo físico-químico, describiendo la función de los átomos y su organización en base a una mezcla de los modelos de Rutherford-Bohr.

La última parte del capítulo, la cual a mi entender es la que presenta una mejor construcción corresponde a las partículas físicas y en especial a los neutrinos.
 
Figura 04. El GRAN ausente del capítulo, van Leeuwenhoek es quien por vez primera da acceso al micromundo con algo mas que la imaginación o los razonamientos filosóficos. A partir de el para acceder al microcosmos serán necesarios instrumentos especializados.
De lejos me parece que ha sido el capítulo más flojo, no solo por la mala elección de una analogía molecular, sino también por el hecho de que al abarcar tantos niveles de complejidad no se pueden analizar a gran profundidad las propiedades que emergen a cada uno, lo cual hace paradójicamente a este capítulo el menos profundo en términos de dureza científica.
Figura 05. El super Kamiokande es un microscopio, pero no para los objetos pequeños, la luz o los electrones, sino para algo mucho mas pequeño, los neutrinos.
Sin embargo, lo que falta en profundidad científica si posee en profundidad filosófica. El pensar que no solo existe un universo de lo muy grande, sino también múltiples universos de lo muy pequeño abre las puertas de la imaginación a muchas personas que igual que en los tiempos anteriores a van Leeuwenhoek no lo visualizan.

Sin embargo si extraño que no hubieran puesto a van Leeuwenhoek como el héroe de la ciencia de este capítulo, ya que fue el quien nos abrió las puertas del universo de lo muy pequeño, gracias a la construcción del primer microscopio de lupa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario