martes, 15 de abril de 2014

Cazadores de fósiles en el siglo XIX

Cazadores de fósiles en el siglo XIX


Después de que esta idea de eslabón perdido fuera lanzada, los arqueólogos y paleontólogos se lanzaron a la búsqueda de tal criatura. La búsqueda se centró en Asia y África tal como lo habían hipotetizado Darwin en su libro “la descendencia del hombre” y Wallace en su libro “Darwinismo”.

La búsqueda terminó cuando Eugene Dubois “1858-1940” descubrió en 1894 el primer espécimen de Homo herectus, aunque originalmente se lo llamó Pithecanthropus erectus.
 
Figura 01. Eugene Dubois.
Otros fósiles que cumplían el criterio de eslabón perdido fueron encontrados durante la misma época, como por ejemplo, los primeros especímenes de Archaeopteryx entre los años de 1860-1880.
 
Figura 02. En retrospectiva el primer H. erectus no era muy impresionante, aunque abrió el camino para buscar mas fósiles. Este primer espécimen se denomina informalmente el hombre de Java.
Esta época puede describirse como el inicio fuerte de la paleontología, y una fiebre de fósiles se apoderó de los dueños de museos.
 
Figura 03. Prefiero los cráneos. Especímenes de H. erectus han sido descubirertos en todas partes de Eurasia y África siendo una de las especies de homínidos mas exitosas.
En cualquier caso, una vez descubierto un eslabón perdido ya no está perdido, por lo que desde hace mucho tiempo se los denomina como fósiles transicionales, supongo que el nombre de eslabón encontrado no es tan cool.

No hay comentarios:

Publicar un comentario