martes, 11 de marzo de 2014

El lado oscuro del imperio británico

El lado oscuro del imperio británico



La Inglaterra del siglo XIX también es famosa por un aspecto, la revolución industrial, el empleo de las tecnologías desarrolladas por los físicos gracias a las ecuaciones de Newton y sus seguidores. 
Figura 01. Las malas condiciones laborales y la contaminación ambiental son dos factores que se hacen mas evidentes con la industrialización de la civilización.
Esto le otorgó al imperio un súbito incremento en su productividad y riqueza, aunque al mismo tiempo generando un desequilibrio social del cual se queja Malthus en su ensayo sobre el Principio de las Poblaciones.
Figura 02. Los altos estándares morales impuestos por la reina Victoria contrastan con la doble moralidad de la cultura británica, apuestas, opio, prostitutas y asesinos en serie invadían las calles pobres de la capital del imperio británico.
Básicamente los ricos se hicieron más ricos, los pobres más pobres y su número se incrementó, las poblaciones de las ciudades se incrementaron masivamente, lo cual generó problemáticas sociales.
Figura 03. Con las novelas de sir Arthur Conan Doyle sobre el detective Holmes nos encontramos con una irrupción del método científico en actividades mas cercanas a la sociedad, el método hipotético deductivo comenzó a emplearse en el siglo XIX en la criminalística y los análisis forenses.
 Para tener una idea de la vida en las calles de la Londres de esta época solo basta con leer o ver alguna película sobre Jack el destripador, una historia que se centra en los barrios bajos de Londres y de un asesino en serie que mataba prostitutas. Otra serie de relatos importantes sobre este periodo histórico son las novelas de Sherlock Holmes de Sir Arthur Conan Doyle “1859-1930”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario