jueves, 20 de marzo de 2014

Cosmos, una odisea espacial 2. Opinión


Cosmos, una odisea espacial 2. Opinión


Algunas de las cosas que hacen las moléculas.

Tal vez el hecho de estar viendo un programa de maestría que enfatiza en la historia de los conceptos científicos lo que me hizo extrañar más la imagen del viejo Darwin en este capítulo. Asumiría que algunos de mis maestros saltarían algo molestos por el hecho de presentar los conocimientos científicos de forma independiente a sus contextos, sin embargo digo yo, estamos hablando de divulgación.
 
Figura 01. Tyson describiendo el proceso de cría selectiva y domesticación de los lobos.
Y este es el punto, muchos de los temas elaborados por este capítulo de Cosmos te dejan con ganas de mas, y tal vez ese sea el objetivo primordial, estimular a los televidentes y especialmente a las jóvenes mentes a interesarse por las maravillas del mundo que algunos sea por las limitaciones sociales, curriculares o de tiempo no somos capaces de transmitir de forma adecuada en un aula de clase.
 
Figura 02. La evolución de Ursus maritumus sirvió para introducir los conceptos de selección natural y extinción, centrales para la teoría de la evolución y la historia evolutiva en la Tierra.
Este capítulo también me ha parecido interesante en el sentido de mi trabajo de tesis, el cual trata sobre algunos problemas filosóficos que plantea el origen de la vida en la Tierra.

Figura 03. Las teorías son entidades abstractas centrales a cualquier ciencia, sin ellas en términos de Thomas Kuhn no puede existir una investigación normal, o descubrimientos aplicables. La teoría de la evolución es central para la biología, y está mucho mejor soportada al interior de su comunidad que algunas teorías en química o física.
En fin, el resumen de los temas tratados son: domesticación y selección artificial; selección natural y evolución del ojo; el árbol de la vida y la unidad de la vida; las extinciones en masa; la posibilidad de la vida en Titán y el origen de la vida en la tierra.

Uno de los elementos que distinguirán a este nuevo Cosmos se hacen patentes en el segundo capítulo y es el uso de animaciones en 2D para ciertas reconstrucciones históricas, lo fue para Bruno en el primer capítulo y lo fue para selección artificial y natural en este.

La animación HD para los seres vivos fue maravillosa, pero igual que en mi comentario anterior, quería un poco más.
 
Figura 04. La analogía de Cosmos sobre la unidad de la macroescala vista en el primer capítulo con la microescala en este es llevada por los animadores al extremo de representar las moléculas no en su forma tradicional como pelotas de Dalton "modelo atómico de Dalton", sino como estrellas y galaxias.
En cuanto al árbol de la vida, no me agradó tanto, el tipo de árbol que emplearon era muy semejante al dibujado por Haekel en el siglo XIX y aun poseía cierto sesgo hacia la escala natural que debería evitarse. Una versión mucho más precisa de la analogía del árbol de la vida puede encontrarse en un documental de origen Francés denominado “especies en evolución”.

La evolución del ojo fue descrita de forma excesivamente lineal sin mencionar el detalle de que ha evolucionado de forma independiente varias veces, lo cual permite evaluar hipótesis evolutivas contra diferentes linajes de seres vivos.

En el apartado de las extinciones en masa me gustó que se pusiera énfasis en la extinción del pérmico-triásico que es poco conocida por el público general más enseñada a la extinción del cretáceo-cuaternario que borró del mapa a la mayoría de los dinosaurios. Un aspecto interesante de esta sección es el camino sin nombre en el monumento de las extinciones, con esto puede anticiparse que se realizará un capitulo futuro sobre el efecto del ser humano en la actualidad, nuestra propia extinción en masa.
 
Figura 05. Este Cosmos está lleno de analogías simbólicas, como el ojo cósmico, y el ojo humano, el macrocosmos y el microcosmos, y la unidad de la vida con el mismo universo. Esto no es casual y va en la línea de las ideas del Cosmos original cuando Sagan menciona que todos nosotros somos polvo de estrellas.
Uno de los aspectos que más me agradó de este capítulo fue la no especulación sobre la posibilidad de vida en Titán, lo cual me hace pensar que exista un capitulo futuro que trate sobre hipótesis y especulaciones plausibles.

El capítulo finaliza con un reconocimiento de los actuales límites del conocimiento científico, el Origen de la Vida.

Me parece que fueron muchos temas para poder tratar en un solo capítulo, por lo que anticiparía que este Cosmos se centrará más en astronomía y física, embutir la biología en u solo capitulo es complicado y muchas cosas se quedan siempre por fuera, diría que es un ejercicio de síntesis al que todos los que nos dedicamos de un moto practico, teórico o filosófico a las ciencias nos encontramos atados.
Esta necesidad de una síntesis concisa tal vez fue lo que nos lleva al viejo Cosmos, y es que los autores del nuevo Cosmos no han podido encontrar una mejor forma de representar la historia evolutiva de los seres humanos que con una corta animación de 40 segundos, un poco lineal, y un poco carente del toque filosófico de Sagan, pero igualmente la disfruté.

No hay comentarios:

Publicar un comentario