jueves, 13 de febrero de 2014

Las poblaciones reales crecen limitadamente

Las poblaciones reales crecen limitadamente


Retomemos ahora nuestro ejemplo de los elefantes y las otras (Enlace →).

Cada par de ostras produce solo dos descendientes que llegan a la edad reproductiva y se reproducen satisfactoriamente, mientras que los otros 113 999 998 huevos, o mueren o no se reproducen, muchas ostras jóvenes serán consumidas por los depredadores, otras mueren de hambre, otras morirán por enfermedades. Esta masiva discrepancia entre la descendencia producida y la que de hecho sobrevive.

El choque entre la super-fecundidad y la limitación de los recursos conllevan a una “lucha por la existencia” en la que solo una mínima fracción de los individuos pueden resultar exitosos.

Se puede notar que esta lucha no solo se lleva a otros organismos, no solo aquellos miembros de la misma especie con requerimientos ecológicos muy similares, si no en un sentido más abstracto, entre los organismos y sus ambientes físicos.

En conclusión las poblaciones naturales no crecen exponencialmente, pero jamás llegan a una catástrofe malthusiana, ¿Cómo explicarlo? Y mucho más importante es ¿Cuál es la consecuencia de la lucha por la existencia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario