domingo, 2 de febrero de 2014

La ciencia, como caballeros elegantes o como perros y gatos

La ciencia, como caballeros elegantes o como perros y gatos



El redescubrimiento de Mendel es una historia bastante compleja, y lo es más si nuestra visión de la ciencia es la de caballeros elegantes que discuten todo en un estirado tono de condescendencias.

Mendel y su obra fueron reinterpretados a la luz de los debates a cerca de la herencia especialmente por Hugo de Vries y Carl Correns.

Mendel fue elevado a la categoría de padre de la genética no por una condescendencia caballeresca de sus redescubridores.

De hecho gran parte del modelo mendeliano que aprendemos en los libros de texto es adjudicarle específicamente a Carl Correns y él lo sabía, pero para evitar que Hugo de Vries se quedara con la prioridad del descubrimiento y con el título de padre de la genética decidió abandonar el mismo la esperanza de adquirir ese apelativo para sí mismo y otórgaselo a Mendel muerto ya hace décadas antes de ceder ante de Vries.

No hay comentarios:

Publicar un comentario