jueves, 16 de enero de 2014

La calidad de los fenómenos experimentales, presicion y exactitud

La calidad de los fenómenos experimentales, precisión y exactitud


Los fenómenos experimentales o datos son medidos bajo dos criterios de calidad: (1) Precisión y (2) exactitud.

La precisión es la medida de repetibilidad de un fenómeno, un fenómeno que se repite de forma consistente en cada ronda experimental, es decir cuyos datos son concordantes cada vez que se experimenta es un dato preciso.
La exactitud es la medida de un fenómeno sobre un valor que se sabe de antemano que es exacto.

Un ejemplo de ello es el tiro al blanco, los fenómenos experimentales pueden arrojar datos que son: (A) imprecisos e inexactos, completamente inservibles para la ciencia; (B) Exactos pero imprecisos, en los que aunque el promedio de todos arroje el valor exacto, no son repetibles, y sin repetibilidad tampoco sirven para la ciencia; (C) Precisos pero inexactos, los valores son repetibles pero no concuerdan completamente con la realidad; (D) Precisos y exactos, datos reales y repetibles.

Como se recordará, en las ciencias no se trabaja con el concepto de verdad ya que este es inalcanzable, si lo aplicamos a la alegoría del tiro al blanco significa que los dardos nunca darán todos en el blanco, lo que se busca es que estos se acerquen lo más posible al blanco aunque nunca se pueda alcanzar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario