martes, 14 de enero de 2014

Críticos al razonamiento inductivo

Críticos al razonamiento inductivo



Parcialmente extraído de LA REFLEXIÓN SOBRE LA CIENCIA (Luetich, 2002)

La Ciencia busca establecer leyes causales. Estas leyes son entendidas por la Ciencia como generalizaciones de las relaciones causales observadas en la experiencia. Sin embargo, Hume señala que la causalidad escapa a la experiencia, que tiene un origen diverso de ella y que es aportada por el sujeto sin otro fundamento que la costumbre y la conveniencia.
 
Figura 01. David Hume
Hume destaca que de la relación causal no tenemos percepción. Vemos que algo ocurre primero y algo después, pero no vemos que lo segundo se deba a lo primero. En todo caso podemos decir que siempre que hemos visto que sucedía A acto seguido ha sucedido B. Pero que B es consecuencia de A y que siempre después de A se dará B, es algo que no podemos afirmar basados en el solo dato empírico.

La Ciencia va más allá de los sentidos. El sujeto interviene en la construcción de la Ciencia con sus costumbres y necesidades, buscando un conocimiento que le permita operar efectivamente y con éxito: en este sentido no se diferencia del conocimiento vulgar.

La solidez de la Ciencia residía en el respaldo empírico. Toda afirmación científica emergía de un cúmulo de observaciones y recibía de él su validez.

A pesar de lo anterior y de que Emmanuel Kant concuerda con esta afirmación, la validez de la ciencia que se basaba en relaciones causa efecto entre variables A y B no fue cuestionada. Esto se debió al empuje de la física de Newton y especialmente a sus aplicaciones prácticas.

El problema con los filósofos siempre ha sido que más allá de sus críticas hacia la ciencia, esta siempre ha funcionado mejorando el desarrollo tecnológico que a su vez produce riqueza. A ser la ciencia una fuente de riqueza palpable, lo que opinasen un grupo de filósofos no importaría demasiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario