sábado, 7 de diciembre de 2013

Los orígenes de Humanae Vitae

Los orígenes de Humanae Vitae



Humanae Vitae es un texto de su tiempo, como se mencionó en la introducción la ciencia de los años 60-70 empezaba a perder ese estatus casi sacralizado y empezaba a recibir cuestionamientos por su impacto en la sociedad.

Desde el punto de vista internalista Humanae Vitae tampoco es un texto aislado, su creación resulta del esfuerzo y la integración de una larga tradición en la Iglesia católica sobre el control de la natalidad, aunque dicho sea de paso es esa tradición lo que a servido de blanco para las críticas que ha afrontado desde el principio.
Figura 01. San Agustín.

El acuerdo entre los doctores de la Iglesia Católica como Clemente de Alejandría o San Agustín de Hipona sobre el aborto y los métodos contraceptivos son condenatorios “lo cual es racional tomando en cuenta que esta opinión fue desarrollada en el seno de sociedades preindustriales, donde la mortalidad infantil era muy alta y la fuerza de trabajo humana era indispensable para la riqueza, estabilidad y fortaleza de las naciones”.
Figura 02. San Clemente de Alejandría.

Durante todo el periodo preindustrial el resto de la sociedad estaba de acuerdo con esta posición precisamente por las razones eminentemente instrumentales de dar a luz a la mayor cantidad de brazos posibles al estado, después de todo, las plagas, las guerras y la hambruna limitaban naturalmente las poblaciones humanas.

Es por esto que el periodo de tiempo en el que el tema de la contracepción y el control natal no se hacen un tema problemático hasta el siglo XX cuando la sociedad industrial empezaba a tener ya una madurez evidente, donde la calidad de vida de la sociedad habían hecho que el número de individuos se incrementara a niveles exponenciales.

Es por esto que no es hasta 1930 que en la Conferencia de Lambeth que la comunidad Anglicana permitió la contracepción en circunstancias limitadas, postura que ha sido seguida por la mayoría de las ramas protestantes (Campbell, 1960).
Figura 03. Pío XI

Esto encendió el debate, el papa Pio XI escribió como respuesta a esa actitud la encíclica Casti Connubii (sobre el matrimonio Cristiano) también en 1930 reafirmando la creencia Católica en varias enseñanzas tradicionales sobre el matrimonio y la sexualidad, incluyendo la prohibición al control artificial de la natalidad.

Campbell, F. (1960). Birth control and the Christian churches. Population Studies14(2), 131-147.

No hay comentarios:

Publicar un comentario