domingo, 8 de diciembre de 2013

El judaísmo y la concepción de ser humano

El judaísmo y la concepción de ser humano

  
En general la actitud hacia el aborto en el judaísmo es similar a la del islam en el sentido de que el feto es una vida en proceso y no una vida humana de hecho, es estatus de ser humano se va ganando de forma gradual y no se adquiere en su totalidad hasta que el feto ha nacido.

Aunque algunos establecen un periodo de tiempo de 40 días hasta que el embrión adquiere cierto estatus legal, la actitud hacia la terminación del aborto dependerá de la corriente del judaísmo de la cual se esté hablando.

Tres corrientes generales son convenientes de examinar, el judaísmo ortodoxo, el judaísmo conservador y el judaísmo liberal.

El Judaísmo ortodoxo es el más conservador, pero permite el aborto en caso de que el feto ponga en riesgo la vida de la madre por las mismas razones establecidas por los académicos islámicos, la madre es una vida humana de hecho, mientras que el feto es una vida en potencia.

El Judaísmo conservador a parte de la causa anterior permite el aborto en caso de que un comité de profesionales de la salud determine por diagnostico técnico que el futuro bebé tendrá defectos. La decisión debe ser en cualquier caso consultada con los miembros de la familia y las autoridades religiosas cercanas a la madre.


El Judaismo liberal permite el aborto en cualquier circunstancia, y de hecho sus miembros hacen parte de los proponentes más activos en los estados unidos en lo que concierne al debate sobre el aborto.

Schiff, D. (2002). Abortion in Judaism. Cambridge University Press.

Dorff, E. N. (2004). Matters of life and death: A Jewish approach to modern medical ethics. Jewish Publication Society.

No hay comentarios:

Publicar un comentario