lunes, 25 de noviembre de 2013

Introducción a la transmición de la vida, Humanae vitae

Introducción a la transmición de la vida, Humanae vitae


Autor: SS Pablo VI | Fuente: Encíclica Humanae vitae



El gravísimo deber de transmitir la vida humana ha sido siempre para los esposos fuente de grandes alegrías aunque algunas veces acompañadas de no pocas dificultades y angustias

A los venerables hermanos los patriarcas, arzobispos, obispos y demás ordinarios de lugar en paz y comunión con la sede apostólica, al clero y a los fieles del orbe católico y a todos los hombres de buena voluntad, sobre la regulación de la natalidad

Venerables hermanos y amados hijos, salud y bendición apostólica.

La transmisión de la vida

1. El gravísimo deber de transmitir la vida humana ha sido siempre para los esposos, colaboradores libres y responsables de Dios Creador, fuente de grandes alegrías aunque algunas veces acompañadas de no pocas dificultades y angustias.


En todos los tiempos ha planteado el cumplimiento de este deber serios problemas en la conciencia de los cónyuges, pero con la actual transformación de la sociedad se han verificado unos cambios tales que han hecho surgir nuevas cuestiones que la Iglesia no podía ignorar por tratarse de una materia relacionada tan de cerca con la vida y la felicidad de los hombres”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario