domingo, 24 de noviembre de 2013

Introducción a la definición de ser humano

Introducción a la definición de ser humano


Todo debate es un conflicto de discursos que defienden una serie de posturas ideológicas básicas que no son negociables en su trasfondo, es por esto que muchas veces es difícil llegar a acuerdos en cuestiones tan controvertidas como el aborto, la pena de muerte, la investigación con células madre o el diagnóstico preimplantacional.

Haciendo una analogía entre los diferentes discursos y el concepto de paradigma planteado por T. S. Kuhn en su “Historia de las Revoluciones científicas” cada discurso en un debate representa un paradigma en competencia. Al igual que los paradigmas los discursos son inconmensurables entre si ya que emplean una serie de definiciones básicas diferentes sobre los mismos conceptos que se están debatiendo.

Esto hace que muchos debates no sean concluyentes, pues aunque se habla de los mismos conceptos, las definiciones que los interlocutores manejan de ellos sean completamente diferentes, de este modo las respuestas que cada uno de los debatientes intercambian no afectan las posturas de sus interlocutores.

En otras palabras se responde en base y para la concepción del mundo propia, y no para la concepción del mundo del oponente; y peor aún, no se intenta generar una concepción de mundo dialógica que involucre las posturas de todos.

¿Cuál es ese irrenunciable que se encuentra como telón de fondo en el debate sobre los problemas sociales relacionados con el embarazo?

Definitivamente el motivo que mueve los discursos, que los organiza y los argumenta pero que no se negocia es el cómo define el interlocutor ser un ser humano. En la siguiente serie de artículos discutiremos como es definido el ser humano desde una serie de posturas religiosas, filosóficas y laicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario