lunes, 4 de noviembre de 2013

Esporulación

Esporulación


Una célula vegetativa normalmente inicia su conversión a una endospora solo cuando las condiciones del ambiente se hacen adversas o cuando los recursos como fuentes de carbono o nitrógeno se hacen escasos.

El proceso de formación de endosporas se denomina esporulación, y requiere entre 8 y 10 horas para completarse.

Esencialmente inicia como una bipartición normal en la que la célula posee dos copias del material genético, pero no ocurre citocinesis, en su lugar una de las dos copias del material genético es destruida mientras que la otra es rodeada por una barrera de dos membranas y una pared gruesa de peptidoglicano.

Una vez formada la barrera interna el citoplasma encerrado es despojado de la mayor cantidad de agua posible, mientras es suplementado con materiales de reserva.

Como se ijo anteriormente la célula no experimenta citocinesis, con el tiempo la perdida de agua se hace extensiva al resto del citoplasma, haciendo que la membrana celular externa se adicione a la barrera como una capa protectora extra.
 
Figura E-01. La esporulación es semejante a la bipartición pues ambas inician con un proceso de duplicación del ADN, pero asta allí van las diferencias. En la formación de endosporas uno de los materiales genéticos generados es destruido, mientras que el otro es protegido por varias capas y es deshidratado para soportar condiciones muy hostiles.

Dependiendo de la especie una célula que forma una endospora puede generarla en la parte central, en la parte subtenimal “cerca de una punta” o en una región apical “en la punta”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario