jueves, 14 de noviembre de 2013

Continuación de la meiosis y creación de los pronúcleos

Continuación de la meiosis y creación de los pronúcleos



La incorporación del espermatozoide por el óvulo no solo dispara la exocitosis de gránulos corticales, también incrementa la cantidad de calcio al interior de la célula, lo cual conlleva a la activación de una variedad de procesos, pero sin duda el más importante es el de la finalización de la gametogénesis.

Los óvulos fértiles se encuentran detenidos en el final de la meiosis I, pero solo hasta la penetración del óvulo inicia la meiosis II con la separación de las cromátides hermanas. Dos núcleos son generados, el primer núcleo será empleado para el nuevo ser, mientras que el otro núcleo se convierte en un cuerpo polar.

De esta forma en el interior de un óvulo se establecen dos núcleos haploides de cromatina simple con un contenido genético igual a (n) llamados pronúcleo femenino y pronúcleo masculino.


Figura CPE-02. Cigoto con los dos pronucleos haploides, este es un estado de dicarionte momentáneo, los hongos pueden mantener en estados multicelulares esta figura simbolizana como (n+n), pero en los animales como el humano después del primer clivaje se forma un nuevo núcleo en cada célula hija.
Los pronúcleos son visibles entre 2 a 3 horas después del ingreso del espermatozoide al óvulo, pero contrario a lo que cabría esperarse los pronúcleos no experimentan cariogamia, no se fusionan. Por lo anterior la primer célula generada después del ingreso del espermatzoide y antes del primer clivaje “división mitótica” puede ser descrita como un dicarionte “n+n”.


La replicación del ADN se da de manera independiente en cada pronúcleo, posteriormente al dar inicio la primera división mitótica o primer clivaje las membranas pronucleares se llenan de poros y desaparecen, permitiendo de los cromosomas se reorganicen en pares homólogos para poder realizar el primer clivaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario