miércoles, 31 de julio de 2013

14 ZONA POLAR

Se ubican en los extremos norte y sur del planeta. Poseen un solo día y una sola noche durante un año debido a su ubicación en el planeta. Se diferencian de la tundra, en que la superficie de las zonas polares es literalmente hielo en su gran mayoría, mientras que la tundra posee suelo y capas de hielo por debajo de este. La región polar recibe menores cantidades de radiación solar, y la calidad no es constante. Sin embargo la radiación solar que recibe durante su largo día es de una calidad inferior. 

Peor aún, las placas de hielo forman un espejo natural que refleja la radiación al espacio, lo cual hace que el frío en esta región se acentúe. La zona polar se caracteriza por una glaciación permanente, a diferencia de la tundra donde el hielo permanente reside debajo del suelo, en los polos es el suelo quien permanece debajo de la placa de hielo.

Referencias básicas: (Begon et al., 2006; Belk & Maier, 2013; Hoefnagels, 2015; Mackean & Hayward, 2014; Mader & Windelspecht, 2015, 2018; Mader, 2010; Mason et al., 2014; Molles, 2013; E. Odum & Barrett, 2004; Reece et al., 2014; Sadava et al., 2014; Simon et al., 2013; E. Solomon et al., 2014; Starr et al., 2013)


14.1 Geografía

En ocasiones es descrita junto con la tundra, pero existen ciertas diferencias, la primera es que el permafrost no se esconde bajo tierra sino que forma una capa por encima del suelo, por lo que es una región que se encuentra circunscrita a los extremos norte y sur del planeta.  El Ártico tiene varias definiciones, incluyendo la región al norte del Círculo Polar Ártico (actualmente Epoch 2010 a 66 ° 33'44 "N), o la región al norte del 60 ° de latitud norte, o la región desde el Polo Norte al sur hasta la línea de la madera. El Antártico se define generalmente al sur del 60 ° de latitud sur, o el continente de la Antártida. 

El Tratado Antártico de 1959 utiliza la definición anterior: las dos regiones polares se distinguen de las otras dos cintas climáticas y biomáticas de la Tierra, Ecuador y dos regiones de latitud media localizadas entre los trópicos y las regiones polares.

Referencias básicas: (Begon et al., 2006; Belk & Maier, 2013; Hoefnagels, 2015; Mackean & Hayward, 2014; Mader & Windelspecht, 2015, 2018; Mader, 2010; Mason et al., 2014; Molles, 2013; E. Odum & Barrett, 2004; Reece et al., 2014; Sadava et al., 2014; Simon et al., 2013; E. Solomon et al., 2014; Starr et al., 2013)

14.2 Clima

Las regiones polares reciben una radiación solar menos intensa que las otras partes de la Tierra, porque la energía del Sol llega a un ángulo oblicuo, se extiende sobre un área más grande y también viaja a una distancia más larga a través de la atmósfera terrestre en la que puede ser absorbida, Que es lo mismo que hace que los inviernos sean más fríos que el resto del año en las zonas templadas. 

La inclinación axial de la Tierra tiene un efecto importante sobre el clima de las regiones polares. Puesto que las regiones polares son las más alejadas del ecuador, reciben la menor cantidad de luz solar y por lo tanto son frígidas. La gran cantidad de hielo y nieve también refleja una gran parte de lo poco de luz que reciben las regiones polares, contribuyendo al frío. Las regiones polares se caracterizan por el clima polar, las temperaturas extremadamente frías, la glaciación intensa donde hay suficiente precipitación para formar hielo permanente y las variaciones extremas en las horas de luz del día, con veinticuatro horas de luz en verano y oscuridad completa a mediados del invierno.

Referencias básicas: (Begon et al., 2006; Belk & Maier, 2013; Hoefnagels, 2015; Mackean & Hayward, 2014; Mader & Windelspecht, 2015, 2018; Mader, 2010; Mason et al., 2014; Molles, 2013; E. Odum & Barrett, 2004; Reece et al., 2014; Sadava et al., 2014; Simon et al., 2013; E. Solomon et al., 2014; Starr et al., 2013)

14.3 Suelo

No existe una clasificación de suelo globalmente uniforme. Estados Unidos, Canadá y Rusia tienen diferentes sistemas nacionales de clasificación de suelos, pero la Base Mundial de Referencia para Recursos de Suelos (bajo los auspicios de la Unión Internacional de Ciencias del Suelo) desarrolló un sistema de clasificación que permite la comparación entre sistemas nacionales. Usando este sistema, los suelos polares consisten principalmente de criosoles (aka suelo permafrost), podzoles (característicos de regiones húmedas y fuertemente lixiviados), histosoles (un suelo orgánico en lugar de un mineral), albeluvisoles (hierro agotado y muy bajo en contenido orgánico) y Gleysols (agua saturada). La información sobre los suelos antárticos sigue siendo en gran medida insuficiente. Los principales procesos que forman el suelo en las regiones polares del norte son principalmente criogénicos, pero también orgánicos (por ejemplo, formación de turba), meteorización, brunificación (liberación de hierro que da como resultado suelo de color marrón), lixiviación, movimiento y destrucción de arcilla, podzolización, (Gleying) y la salinización. En el Antártico, la formación del suelo se debe principalmente a la intemperie, lo que da lugar a la brunificación y la salinización.

Referencias básicas: (Begon et al., 2006; Belk & Maier, 2013; Hoefnagels, 2015; Mackean & Hayward, 2014; Mader & Windelspecht, 2015, 2018; Mader, 2010; Mason et al., 2014; Molles, 2013; E. Odum & Barrett, 2004; Reece et al., 2014; Sadava et al., 2014; Simon et al., 2013; E. Solomon et al., 2014; Starr et al., 2013)


14.4 Biología

Quitando la fauna de la tundra ártica, la zona polar es el extremo páramo del mundo, no hay plantas porque el suelo se encuentra cubierto por una capa de hielo, eso cuando el suelo no está compuesto únicamente por hielo. De hecho el agua es la única fuente de sustento para el depredador superior u Oso polar. 

De hecho el nombre científico Ursus maritimus nos muestra una cosa, de todos los biomas existentes, la zona polar es más que todo un conjunto de ecosistemas marinos.

Referencias básicas: (Begon et al., 2006; Belk & Maier, 2013; Hoefnagels, 2015; Mackean & Hayward, 2014; Mader & Windelspecht, 2015, 2018; Mader, 2010; Mason et al., 2014; Molles, 2013; E. Odum & Barrett, 2004; Reece et al., 2014; Sadava et al., 2014; Simon et al., 2013; E. Solomon et al., 2014; Starr et al., 2013)

1 comentario: